El Río San Pedro vuelve a ser el punto conflictivo de enfrentamientos en la huelga del metal


La barriada del Río San Pedro ha vuelto a ser uno de los puntos más conflictivos en cuanto a enfrentamientos entre manifestantes y Policías. De hecho, el CEIP Viento del Sur ha tenido que cerrar ventanas y puertas para impedir que entrara el humo tóxico provocado por la quema de contenedores, para lo que los piquetes han usado ‘salfuman’.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Según han indicado a Europa Press fuentes policiales, sobre las 9.10 h. “un grupo de personas ha intentando cortar el acceso principal a Cádiz en la parte baja del Puente de la Constitución de 1812 desde el Río San Pedro”. Eso ha provocado enfrentamientos con el uso de pelotas de goma por parte de los efectivos de la Policía Nacional, consiguiendo que se replegaran hacia el interior de la barriada y manteniendo los agentes una línea de contención para evitar que llegaran al vial principal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

No obstante los disturbios han continuado en la zona, sin penetrar en la barriada por orden expresa, según han indicado las fuentes policiales, que han señalado que sobre las 10.50 h., en la calle Proa de esa barriada algunos de los manifestantes han empleado botellas de ‘salfuman’ que han sido intervenidas por la Policía Nacional, llegando a quemar un contenedor en el fondo de la calle.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El humo del compuesto de las botellas y el contenedor incendiado ha provocado que el colegio tuviera que cerrar ventanas y puertas para que no entrara en el interior. Además, esta sustancia también ha sido arrojada a los agentes de Policía actuantes. Por otra parte, sobre las 5.00 de la madrugada la Policía ha interceptado vehículos y motocicletas en Puerto Real con material pirotécnico, un tirachinas y munición para el mismo en forma de canicas metálicas. También se intervino a otra persona material incendiario y una bolsa de canicas.

Sindicatos y patronal volverán a reunirse en Sevilla a partir de las 11.00 h. con la intención de alcanzar un acuerdo que ponga fin a la huelga del metal en la provincia de Cádiz. No obstante, el secretario general de FICA-UGT en Cádiz, Antonio Montoro, ya anunció a los medios minutos antes del comienzo de la manifestación del pasado miércoles, la intención de los trabajadores. “Se le va a dar una propuesta a la patronal, se le va a poner en la mesa y nos vamos a volver, y cuando tengan la capacidad de firmarla que nos llamen, porque si lo que pretenden es desgastarnos para firmar ya hemos demostrado que hemos venido tres veces, y si hay que ir cuatro iremos cuatro”, subrayó.

Además, la ciudadanía ha convocado una concentración a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz este miércoles, a partir de las 20,00 horas, tras lo ocurrido en la manifestación de la capital gaditana el pasado martes, que finalizó con graves altercados entre Policía y manifestantes y que se repitieron por toda la ciudad durante varios minutos.

Femca asegura que “las empresas están en riesgo de desaparición” y aboga “por encontrar un punto de equilibrio”

El secretario general de la Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz (Femca), José Muñoz, ha asegurado este miércoles que “las empresas están en riesgo de desaparición” porque “también tienen sus urgencias”. Asimismo, ha mantenido que “hay que llegar a un punto de equilibrio en el que los trabajadores puedan ganar más por lo que están desempeñando en las empresas y que las empresas puedan ir adquiriendo trabajos que permita crear empleo”.

En declaraciones a los periodistas minutos antes de una nueva reunión entre patronal y sindicatos en Sevilla, Muñoz ha manifestado que los empresarios acuden al encuentro “con la misma voluntad e ilusión” de las anteriores ocasiones, aseverando que “la voluntad es la de negociar y la ilusión es la de, al final de la negociación, conseguir un acuerdo”.

“Para nosotros la situación es urgente y crítica”, ha afirmado antes de advertir que “subir por encima de lo que se está subiendo a nivel andaluz y a nivel sectorial en España va a hacer menos competitiva” a la provincia porque si es “más cara que el resto” va a ser “menos competitiva”.

Además, ha echado la vista atrás y ha recordado que “se ha recorrido un trayecto muy importante”, al tiempo que ha detallado que “hay varias variables que están trabajándose, está el incremento, el IPC real, la vigencia y los atrasos”, aunque ha matizado que, con esas cuatro variables, la patronal ha hecho sus planteamientos, los sindicatos los suyos y ambos bandos no terminan “de conciliar”.

En cuanto a la vigencia del convenio, el secretario general de Femca ha subrayado que “es una de las variables básicas, no por la carga actual, sino por la que pueda venir y que permita hacer la tesorería necesaria para poder afrontar los atrasos que se originen por este convenio”. Además, en cuanto a la situación económica actual, Muñoz ha mantenido que se está “en una coyuntura diferente a la de hace 10 años: las empresas no han podido trabajar desde marzo de 2020, estamos en una sexta ola, está habiendo muchos problemas de producción, los materiales y suministros eléctricos han subido una barbaridad… y eso es un problema”. “No tenemos horizonte de carga cierta en 2022, necesitamos que 2023 sea vigente porque es el año en el que entendemos que la empresa podrá recuperar músculo financiero y tesorería para poder hacer frente a lo que supondrá la subida a la que se llegue en el convenio que se está negociando”, ha detallado.

Sobre la subida del salario al nivel del IPC, Muñoz ha reiterado que “el IPC real no es asumible a día de hoy, porque dentro de 21 días habría que aplicar la subida de 2022 y eso supondría subir un 7,9 por ciento en 20 días”. Por último, en cuanto a los enfrentamientos entre manifestantes y policías en los últimos días en varios puntos de la provincia, Muñoz ha comentado que “los actos son vandálicos”, y se ha mostrado “convencido” de que “no obedecen a movimientos sindicales, sino que hay alguna variable más vinculada con lo político que con lo laboral y que está detrás de este tipo de actos”.

Los sindicatos del metal de Cádiz aseguran que “hay empresarios dispuestos a firmar el convenio”

El secretario general de UGT-FICA en Cádiz, Antonio Montoro, ha desvelado que “hay empresarios que están dispuestos a firmar el convenio, y si aquí no se firma habrá que valorar otras situaciones, pero el convenio se va a firmar sí o sí, eso seguro”. “No quiero asumir más días de movilizaciones”, ha aseverado.

En declaraciones a los periodistas poco antes de una nueva reunión entre sindicatos y la Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz (Femca), Montoro ha explicado que su sindicato realizó “una asamblea de delegados y se viene reforzado porque fue sorprendente el apoyo de los delegados a los miembros de la mesa negociadora”.

“Sabemos cuáles son los márgenes que los trabajadores nos han dado, que para nosotros es fundamental porque lo que tenemos claro es que el preacuerdo que salga aquí se verá refrendado en cada una de las empresas, y no vamos a firmar ningún acuerdo si no tenemos ese planteamiento a los trabajadores y ellos lo aprueban”, ha detallado.

Además, ha confesado que tras la reunión irá “a las empresas” porque hay que “cerrar el acuerdo y salir de aquí cuanto antes”. Asimismo, ha pedido “responsabilidad” porque “la situación cada vez es más tensa y resulta más complicado, incluso para los sindicatos, alcanzar un acuerdo”, aunque ha advertido que “la gente está fuerte, no decae”.

En cualquier caso, Montoro ha explicado que “siempre se ha hablado de un preacuerdo porque lo tiene que refrendar los trabajadores”. “Si yo llego allí y me dicen que no, se volverá al día siguiente otra vez, tengo una responsabilidad en esta negociación, pero la decisión final la tienen los trabajadores, igual que le pasa a Femca, que los que están negociando no tienen suficiente independencia para llegar a un acuerdo, y tienen que estar constantemente llamando a las empresas, eso es lo que está retrasando”, ha detallado antes de avisar que “eso hay que zanjarlo, porque si esto sigue así habrá que buscar otro interlocutor”.

Por último, Montoro ha subrayado “la solidaridad que tiene Cádiz, que gente que no es del metal que se está manifestando en el Río San Pedro”, y ha avisado que “Cádiz no va a defraudar, también por el aliento que está recibiendo de fuera”. “Las provocaciones que estamos viendo ahora son hasta dolorosas…, que en un Consejo de Ministros se hable de la tanqueta y no se hable de empleo, industria y trabajo para Cádiz me parece penoso y vergonzoso”, ha concluido. Por su parte, el secretario general de CCOO-Industria en Cádiz, Juan Linares, ha declarado que están dispuestos “a hablar de un tercer año, pero eso supone a no renunciar al IPC real”.

“Ahora mismo no se sabe cómo va a ser el final de año, pero la condición de hablar de un tercer año lleva consigo hablar del IPC real, se buscarán fórmulas, a ver cómo se encaja ese binomio, pero hablar de tres años es hablar de IPC real”, ha explicado. Así, ha confesado que “se está discutiendo todo con la intención de llegar a un acuerdo” y que “si esto no se arregla igual tienen que asumir responsabilidades otros que no están en la mesa, como políticos o entidades”.

Por último, en cuanto a la respuesta policial, Linares ha criticado que “sobrepasa los límites” porque “era innecesario que en un barrio obrero entraran con esa tanqueta, no había lugar”.

FUENTE: EP

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Elena Amaya reclama "sensibilidad" y "prudencia" a la hora de afrontar el conflicto laboral del metal  
Next El PP de Cádiz hace un "llamamiento a la calma" y el acuerdo en el conflicto del metal

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.