El Puerto Real CF volvió al trabajo este lunes en el Complejo Deportivo “Paco Gallego”. Los de Manolo Colón pasaron durante el pasado fin de semana los controles de COVID-19 como establecía la Federación Andaluza, y ponen su punto de mira en el encuentro ante el Ubrique UD del playoff de ascenso a la División de Honor.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Dicho encuentro, así como la otra semifinal que enfrentará al Jerez Industrial y al Balón de Cádiz, se disputarán en el Estadio “Antonio Barbadillo” de Arcos de la Frontera.

Con medidas algo restrictivas, ya que solo podían acceder 20 personas a la instalación, los jugadores comenzaron a ejercitarse a la espera de que el Complejo Deportivo “Río San Pedro” esté disponible y totalmente desinfectado. Algo que se espera que suceda en los próximos días.

En los despachos, el presidente de la entidad, Antonio Bohórquez, ofrecerá en los próximos días una rueda de prensa para explicar los distintos pasos realizados para paralizar la disputa del Playoff de ascenso organizado por la RFAF. Anteriormente, el presidente ya envió escritos al Consejo Superior de Deportes y al Ministerio de Sanidad con el fin de que no se juegue y se pongan en peligro la vida de los jugadores no profesionales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD