El delegado de Educación, Juan Luis Belizón, se ha reunido hoy con el consejo escolar del CEIP Reggio de Puerto Real. En el encuentro, ha explicado que, como ya anunció el pasado martes el portavoz del gobierno, la Junta de Andalucía está trabajando en una propuesta de programación para la retirada progresiva del amianto de los centros educativos de la región. Esa eliminación será escalonada, ya que debe ser compatible con el calendario escolar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Esta medida no se lleva a cabo porque el amianto sea nocivo para la salud por su simple existencia, pues hay una basta literatura científica al respecto que así lo demuestra, sino como recordó el propio portavoz del Gobierno “para eliminar cualquier duda o inquietud entre los padres y las madres de los niños que estén en colegios donde se encuentre este material”.

De esta manera, y como explicó el portavoz, “ante el mínimo dato de incertidumbre por parte de las familias, este gobierno toma la iniciativa y quiere dar una respuesta inmediata, fundamentalmente porque es un aspecto fundamental y prioritario. Queremos poner todos los elementos que estén a nuestro alcance para que la educación pública sea la base de la igualdad de oportunidades, el ascensor social que es en el día de hoy”.

A este compromiso se le suma el de la Consejería de Educación que ya hizo pública su intención de atender las incidencias relacionadas con el amianto por parte de los técnicos de la Agencia Pública Andaluza de Educación para su valoración y adopción de las medidas oportunas.

En ese sentido, desde la Agencia de Educación se están visitando los centros educativos en los que pueda existir esta preocupación y se tratará de atender las necesidades de retirada de estos elementos.

Partiendo de estos anuncios, y de las medidas ya tomadas por la propia delegación hasta el momento, la administración provincial y a petición propia, ha mantenido hoy un encuentro con los miembros del Consejo Escolar del CEIP Reggio con el fin de trasladarles el plan de actuación que se va a llevar a cabo en las instalaciones del centro puertorrealeño.

En primer lugar, y como aspecto clave que vertebra la actuación futura, cabe destacar que todos los informes sectoriales recibidos (Salud Pública y Medio Ambiente) y los generados por la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de esta delegación, confirman que no existe un riesgo evidente y inmediato para las personas, y por ende, para los niños y niñas del CEIP Reggio.

No obstante, y como se ha señalado en diversas ocasiones, la delegación territorial va a poner en marcha una serie de acciones a corto plazo. En primer lugar, se van a retirar los techos indicados por los informes técnicos y por los análisis efectuados por una empresa externa. Esto es, el techo del almacén y del porche.

En segundo lugar, se realizarán nuevas mediciones ambientales en diversos puntos del colegio y conforme a la normativa vigente con el fin de seguir testando la situación de las cubiertas con criterios técnicos y objetivos.

En tercer lugar, se le enviará un requerimiento al Ayuntamiento de Puerto Real para que proceda al mantenimiento y a la conservación de los techos del centro educativo de manera adecuada. Cabe recordar que el CEIP Reggio es titularidad municipal y, por tanto, las competencias en seguridad, conservación y mantenimiento del citado centro son exclusivas del Ayuntamiento de Puerto Real.

Por todo lo expuesto, y como se ha señalado anteriormente, la delegación territorial incluirá el CEIP Reggio en la programación de retirada de amianto de los centros educativos de Andalucía anunciado recientemente, enmarcado en una reforma integral.

FUENTE: Delegación Territorial de Educación Junta de Andalucía

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD