Las puertas de la Prioral de San Sebastián se abrieron por primera vez durante la tarde del Lunes Santo en la presente Semana Santa de Puerto Real para la salida procesional de la Hermandad de María Santísima de los Dolores y el Stmo. Cristo de la Misericordia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Cumpliendo 20 años desde su primera estación de penitencia por las calles de la ciudad -y treinta de la adquisición de la imagen de María Stma. de los Dolores-, la Hermandad modificó este año su itinerario procesional para pasar por la nueva Casa Hermandad (situada en la calle La Palma), antes de dirigirse hacia la Capilla de las RRMM Felipenses, capilla que fuera su casa durante años.

En este 2018 ha destacado el estreno de la Cruz de Guía, realizada en los talleres de Diego Pecci además de saya bordada en terciopelo negro y fajín a juego para la Virgen de los Dolores donado por los hermanos y personas afines de la Hemandad, además de un rosario en coral y oro.

Musicalmente acompañada por la Banda de Cornetas y Tambores Jesús Despojado de San Fernando, a las 00.30 h. finalizó su salida procesional, poniendo el punto final a un magnífico Lunes Santo en Puerto Real.