Como suele ser tradicional, la Asociación de Discapacitados Físicos, Psíquicos y Sensoriales “Las Canteras” ha hecho balance de la accesibilidad de la Feria de Puerto Real 2016 en todas sus casetas. De las más de veinte, solo cinco contaban con aseos adaptados.

La Asociación de Discapacitados Físicos, Psíquicos y Sensoriales “Las Canteras”, como es habitual en los últimos años, ha hecho balance de la “accesibilidad” en la veintena de casetas de la Feria de Puerto Real, que se clausuraba a principios de semana.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Después de que la comisión de accesibilidad de esta entidad hiciera un recorrido por todas las casetas instaladas, se sigue insistiendo en la “poca participación e implicación” de los caseteros de dotar a las mismas con aseos adaptados. De todas, solamente contaban con este cinco: Caseta Rolling, Café Cinema, Ole que arte, la Peña 5×5 y EQUO.

El resto de casetas de la feria puertorrealeña no contaba con aseos adaptados, “incluida la caseta Cuba que al mismo tiempo contaba con un escalón para acceder, igualmente la caseta Los Pijos cuyos accesos de entrada y salida tenían un escalón”.

“Esperamos y deseamos con toda nuestra buena voluntad y tolerancia, que este año ha sido de transición, para el cumplimiento de las nuevas bases elaboradas y que el actual equipo de Gobierno, y en especial el concejal de Fiestas, tengan la capacidad de hacer cumplir la normativa existente y que todas las casetas que se instalen en el recinto ferial el próximo año 2017 cuenten con los accesos y aseos adaptados, sobre todo en una fecha tan memorable por el 175 aniversario de nuestra feria una de las más antiguas de Andalucía”, sentencia desde Las Canteras; subrayando que “ya que nos encargaremos en recordárselo tanto a la administración local como a los caseteros, para que cumplan con dicha normativa en beneficio de todos y especialmente de las personas con movilidad reducida, sobre todo usuarios de silla de ruedas”.

Tras reuniones mantenidas con el edil de Fiestas previas a la feria de este 2016, la asociación logró que se modificaran las bases para la concesión de casetas adaptándola a la normativa vigente “con el compromiso por parte del actual equipo de Gobierno de garantizar su cumplimiento”.

Entre esas bases se destaca que “se tendrá en cuenta en la valoración de las solicitudes de casetas, a la hora de asignar las diferentes parcelas, la presentación de un plan de accesibilidad”; además se remarca como obligatorio que en las casetas “exista al menos un aseo adaptado a personas con movilidad reducida, a cota cero, independientemente del tamaño que éstas tengan”; y el acceso a todas las casetas “deberá estar despejado y completamente libre de barreras, así como los accesos al servicio adaptado”. El incumplimiento de estas normas, se añade, “puede traer consigo el cierre de la caseta durante la feria hasta que se subsanen las incidencias, y la desestimación de futuras solicitudes para próximos años a los responsables y entidades implicadas.

FUENTE: Asociación de Discapacitados Físicos, Psíquicos y Sensoriales “Las Canteras”

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD