Antonio Romero, Alcalde de Puerto Real, ha analizado la situación de los astilleros puertorrealeños de Navantia, tras conocerse la noticia del traslado de carga de trabajo desde la factoría hasta Ferrol.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El Alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, ha mostrado su postura tras el anuncio de Navantia de llevar gran parte de la carga de trabajo hacia el Astillero de Ferrol, en lugar de Puerto Real.

En declaraciones a Puerto Real Hoy, Romero se mostró “sorprendido y preocupado. Sabemos todos que llevamos muchos meses que nos cuentan que los problemas de desempleo en Astilleros iban a ir cambiando poco a poco, que venía mucha carga de trabajo, que iba a ir entrando la gente, y la realidad es que las esperanzas que teníamos no se están cumpliendo en cuanto a expectativas”.

“Nada más que recibimos malas noticias. Que si los precios son muy baratos, que las empresas auxiliares no pueden licitar, retrasos en las entregas, no se contrata a todos los que se preveían que se estaban contratando, y para colmo nos enteramos ahora de esto”, añadió el Regidor, que no cesa en su confianza hacia la factoría puertorrealeña.

“No tengo ninguna duda, ni de nuestra factoría, ni de los trabajadores, ni siquiera de la dirección técnica que trabaja ahí. No creo que ellos tengan muchas dudas cuando ayer -por este jueves- le dieron el premio de Iberdrola por mejor proveedor del año”, señaló.

Apuntando hacia Madrid

Al igual que José María González “Kichi”, Alcalde de Cádiz, o Noelia Vera, Diputada por Cádiz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Romero quiso apuntar a directrices del Gobierno central como causa de este nuevo problema para los astilleros de Puerto Real.

“Lo que sí tengo más dudas es de la dirección política que le están marcando desde Madrid. Sobre los jefes de esas direcciones políticas que los ponen ahí. No sé qué pretenden con los astilleros de Puerto Real, y no sé cuál es el futuro que esperan para ellos”, afirmó.

“Tampoco quiero que se interprete que esto es una cuestión de entre Puerto Real y Ferrol. Quiero que se entienda que hay que colaborar entre las diferentes factorías y entre las diferentes necesidades de los pueblos”, continuaba Romero.

Importancia de los acuerdos

“Lo que sí creo que todo el mundo es consciente, es la importancia del respeto de los acuerdos”, explicó Romero, quien cree que puede haber “cambios en la estrategia, que pueden pasar por diferentes motivos”, aunque pare ello “lo lógico es reunirse, explicar los motivos y decir los cambios y consensuarlos de nuevo. No hacerlos de forma unilateral y encima quitándole toda la importancia. Aquí se están dejando de cumplir acuerdos. Más aún cuando el problema de la licitación parece ser que son muy bajas, porque el trabajo tiene muy poco valor añadido. Y los bloques que van para Ferrol son los que más mecanizado tienen y los que más valor añadido pueden representar”.

“Espero que desde Madrid se recapacite, se reflexione y haya una amplia comunicación con los trabajadores. Que se sepa la dirección y hacia donde vamos por el bien de todos, de la factoría, de los puertorrealeños y del futuro del astillero que es tan importante para todos”, finalizó.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD