El Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria de Diputación amplía hasta el 20 de julio el periodo voluntario de pago del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Esta medida ha sido adoptada en coordinación con los más de cuarenta ayuntamientos que encomiendan la gestión de sus tributos a Diputación. De facto se añaden, según el calendario fiscal de cada municipio, entre 34 y 40 días adicionales en relación a la fecha límite inicialmente estimada.

El responsable del área de Servicios Económicos de Diputación, Juan Carlos Ruiz Boix, explica que por exigencia legal y por la lógica liquidez que precisan los ayuntamientos para financiar servicios públicos, las obligaciones tributarias no podían quedar en suspenso en la actual crisis sanitaria. Sin embargo estamos adoptando todas las medidas a nuestro alcance para que esta obligación no se convierta en una losa para para el contribuyente. De hecho en la práctica, durante el estado de alarma, las liquidaciones tributarias se ampliaron hasta el 30 de mayo. Ahora, para el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica una de las principales vías de ingresos fiscales para los ayuntamientos- el plazo voluntario se estira hasta el 20 de julio.

Otra consecuencia de la pandemia ha sido la inclinación del servicio público hacia medios telemáticos, al suspenderse la atención presencial. En el actual mes de junio se han liquidado, a través de la sede electrónica del Servicio Provincial de Recaudación, 8.295 operaciones que suman casi 841.000 euros; una cifra que supera ampliamente anteriores registros. Y mediante la aplicación DipuPay se han solventado, en junio, 989 pagos por un importe que ronda los 97.000 euros.

Además, en el estado de alarma se ha estrenado un sistema de pago on line para usuarios sin certificado digital, que permite liquidaciones tributarias completando un documento con los dígitos contenidos en el recibo.

Estas cifras se han visto favorecidas por una campaña de notificaciones emprendida por Recaudación. En dos semanas se han enviado más de 77.000 SMS y unos 12.000 correos electrónicos para indicar la existencia de recibos en la sede electrónica, avisar de cargos en cuenta sobre impuestos domiciliados o informar sobre finalizaciones de periodos voluntarios de pago. Desde este servicio de Diputación estiman que, con sus actuales bases de datos, podrán emitirse unos 800.000 SMS y 240.000 correos electrónicos al año.

Las circunstancias han propiciado el uso más acusado de los medios telemáticos si bien abren un cambio de tendencia para las oficinas de Recaudación: la atención presencial se limitará a personas que deban resolver operaciones especialmente complejas, o para aquellos contribuyentes que así lo requieran en función de sus circunstancias.

FUENTE: Diputación de Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD