Puerto Real en la Guía Turística de Cádiz y su provincia de 1966 (I)


Ejemplo de “literatura gris” (esto es, la publicada sin ISBN ni Depósito Legal) como fruto de su tiempo, sería publicada por “Iniciativas turísticas españolas” en Madrid en el año recogido en el título de este artículo una Guía Turística de Cádiz y su provincia. Los créditos de dicho volumen aparecen inopinadamente en la página 199 del mismo (no numerada como tal, si bien la correlación de la secuencia de la paginación hace que le corresponda dicho numeral), donde -a falta de ISBN- se recoge que el depósito legal de este libro es M. 12.635-1966, y que el mismo fue compuesto por las antedichas “Iniciativas turísticas españolas” bajo la dirección literaria de Carlos Martel Viniegra y bajo la dirección general de Fernando  Lozano Domínguez, contando el volumen con fotografías del Ministerio de Información y Turismo, del Departamento de Turismo de la Excma. Diputación Provincial de Cádiz, el archivo de ITE (las referidas “Iniciativas turísticas españolas”), del reconocido Archivo Mas de Barcelona y de los fondos de M. Arribas, de Zaragoza, y de José Domínguez García, de Madrid. En la siguiente página del libro, la 200 (que tampoco aparece numerada, cabe señalar) figura el índice general de la obra.  

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Esta prolija guía de turismo gaditana de hace 55 años -más de medio siglo- recoge en sus páginas varias referencias a Puerto Real, que queremos recoger ahora en estas páginas virtuales de “Puerto Real Hoy”.

Comenzaremos por lo que brevemente anota la “Guía” en sus páginas 116 y 117, un texto sucinto del que es autor Bartolomé Llompart Bello, y que se encuadra en  un capítulo de este libro titulado “Ferias y Fiestas” (capítulo que se extiende entre las páginas 107 y 124 del volumen); en dichas páginas y refiriéndose a Puerto Real dice Llompart: 

“Preciosa villa que se asoma a la bahía gaditana y que al construirse el puente que unirá, a través de dicha bahía, la ciudad de Cádiz con su término municipal adquirirá una revalorización extraordinaria, ya que es notoria la predilección que por sus pinares de ‘Las Canteras’ se siente en toda la comarca; celebra en el mes de mayo una fervorosa y a la par atrayente peregrinación en honor de su Celestial Patrona la Santísima Virgen de Lourdes.

Además, de algún tiempo a esta parte, está adquiriendo un gran renombre su feria de ganados, que tiene lugar a fines de mayo”.

Como vemos, este escritor y periodista gaditano -que fuera presidente de la asociación de la prensa de Cádiz- (fallecido en 1983) recoge en su brevísimo texto algunas anotaciones que a todo portorrealeño han de resultar familiares, caso de la mención del pinar de Las Canteras, al que se cita precisamente como un elemento de atracción de propios y extraños en la Bahía, haciendo alusión a la cantidad de personas del entorno de esta comarca que acudían entonces a nuestros pinares buscando asueto y esparcimiento (sobre todo) familiar. Otra cuestión que cita Llompart asimismo en sus párrafos es la relativa a la peregrinación que se celebra cada primavera en dicho pinar en loor y homenaje a la Virgen de Lourdes, una cita entonces multitudinaria de los fieles locales y foráneos con la Patrona de la Villa, que cada mes de mayo aglutinaba a miles de personas en el referido pinar de Las Canteras, donde se localiza la Gruta de Nuestra Señora de Lourdes.

Se menciona igualmente al aún no construido primer puente sobre la Bahía de Cádiz, inaugurado en 1969, al que el autor considera como un futuro elemento benefactor de la villa portorrealeña ya que habrá de agilizar las visitas a la misma; en este sentido cabe señalar que no se debe pasar por alto el hecho de que se trata de una publicación de naturaleza turística, y que es desde esta perspectiva desde la que escribe Llompart. 

Cierra este escritor gaditano su texto sobre Puerto Real haciendo mención de la “…feria de ganados, que tiene lugar a fines de mayo”, una convocatoria económica tanto como de esparcimiento que de acuerdo con esta “Guía”, estaba “…adquiriendo un gran renombre…” en los años sesenta del pasado siglo XX. Habla Llompart claramente de nuestra Feria de Puerto Real, una de las más antiguas de Andalucía (data, como sabemos, de 1843), a la que sigue llamando “feria de ganados”, denominación que recoge la identidad primera y una de las actividades esenciales de la feria portorrealeña aún en la época en la que es redactado este texto. 

Puerto Real aparece en otros lugares de esta “Guía”, caso de la página 177, incluida en la sección o capítulo titulado “Pueblos de la provincia”; de este apartado no se recoge la autoría, por lo que habrá que citar a los coordinadores del volumen, Carlos Martel Viniegra (a quien corresponde la  dirección literaria) y Fernando  Lozano Domínguez (a quien toca la dirección general del trabajo). 

En este capítulo, abordando sucintamente la historia portorrealeña se nos dice lo siguiente: 

“De remoto origen púnico y con abundantes huellas romanas en su término, Puerto Real, como tal entidad, fue fundada por los Reyes Católicos el 18 de junio de 1483 y destruida por las tropas napoleónicas casi por completo en 1810.

“A orillas de la bahía gaditana es hoy importante, alegre y laboriosa villa, de larga tradición marinera y armadora. Puede admirarse en ella la iglesia parroquial, del siglo XVI, que conserva valiosos cobres y tallas italianos. En la capilla de San Benito hay una talla policromada del siglo XVI representando a la Virgen de Montserrat, de enorme mérito.

También agrícola, Puerto Real cuenta en su término con feraces tierras de cultivo y con espléndidos pinares.

En uno de ellos se venera la Patrona del pueblo, la Virgen de Lourdes, ante la que anualmente acuden a orar el último domingo de mayo todos los pueblos de la provincia”. 

Se recogen ya en 1966 como podemos ver algunos de los datos reconocidos del pasado antiguo del territorio hoy englobado en el término municipal de Puerto Real, como el peso de las fases púnica (aún por descubrir en profundidad) y romana de estas tierras; así mismo se menciona la Fundación de la Villa por los Reyes Católicos en las postrimerías del siglo XV así como la destrucción de nuestro casco urbano por las tropas francesas en los avatares de la Guerra de la Independencia, a principios del siglo XIX.

En unas brevísimas pinceladas se mencionan igualmente algunas de las claves del ser portorrealeño, caso de la mar, la construcción naval, nuestro patrimonio cultural y monumental o la riqueza agrícola y medioambiental de Puerto Real, sin olvidar nuevamente la referencia a los pinares de nuestro término (como los antedichos de Las Canteras) o a la peregrinación de la Patrona en el mes de mayo (precisamente, en el citado pinar de Las Canteras).

Y en próximas páginas de este espacio virtual seguiremos abordando los contenidos de esta “Guía turística de Cádiz y su provincia” en lo que los mismos se refieren a Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous El Ministerio de Defensa y Navantia firman la orden de ejecución del BAM-IS
Next El Ayuntamiento de Puerto Real presenta nueve candidaturas a los 'Premios Andalucía Joven 2021'

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.