La organización juvenil del Partido Popular de Cádiz ha hecho llegar un comunicado conmemorativo de la efeméride que hoy se celebra. A continuación, se expone:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Un año más, la sociedad mundial gira su mirada para centrarla en una de las lacras sociales de mayor envergadura del siglo XXI: la violencia de género. Cada día, la sociedad se avergüenza de sí misma al conocer una nueva agresión, una nueva violación de derechos fundamentales, un nuevo asesinato…

Son demasiadas personas, mujeres y hombres, que soportan cada día la humillación en sus hogares, la carga de la violencia física y la destrucción moral del maltrato psicológico. Mujeres destrozadas por una pareja que no la ama, sino que la posee, y que, como si de un virus se tratara, se instala en el silencio de la vergüenza por saber y no actuar ante la familia.

Es cierto que nuestra sociedad ha avanzado mucho en cuanto a concienciación sobre la importancia de la lucha contra la violencia de género.

Sería injusto desmerecer la concienciación social sobre la erradicación de esta lacra y la importante labor educativa que se desarrolla en las escuelas en pro de la igualdad real y el respeto entre hombres y mujeres. También resulta injusto desechar la constante labor política efectuada al respecto, así como la incansable lucha de las fuerzas de seguridad encaminada a proteger a la víctima y castigar al agresor.

Pero la erradicación de este profundo mal no avanza a la velocidad que debería y particularmente nos preocupa el repunte de violencia de género que se aprecia entre los más jóvenes, que están adquiriendo sorprendentemente conductas machistas y de control de la voluntad sobre sus parejas más propias de tiempo pasados. He aquí la paradoja: la concienciación está más instalada entre los mayores de 35 años que entre los menores.

Y si, es cierto, toda esta lucha que implica a la sociedad en su conjunto está dando resultados: estamos consiguiendo que se reduzca año a año el número de víctimas mortales y las denuncias se están multiplicando para favorecer la actuación policial contra el maltratador. Pero una sola victima por este motivo ya es razón suficiente para la vergüenza colectiva y para que nos replanteemos que tipo de convivencia social estamos desarrollando en cada hogar de España. Una sola víctima es el leitmotiv de una lucha que debe ir a más. No nos conformemos, no caigamos en la autocomplacencia, no creamos que ya esté todo logrado, no nos consolemos afirmando que las cosas ya no son como antes. Porque mientras haya una víctima, nada habremos logrado.

Cierto es que seriamos deshonestos con nosotros mismos si mirásemos hacia otro lado al ignorar otro gran problema creciente en nuestro país cada día: el choque de culturas occidental y oriental. Actualmente en España, un amplio porcentaje de las mujeres maltratadas son de origen extranjero y los agresores también lo son. Se trata de un sector de la población sobre el que hay que volcarse, para impregnarlos de nuestra cultura del respeto hacia las mujeres y de la igualdad de oportunidades y trato en el ámbito tanto familiar como laboral.

Como grupo político, estamos plenamente convencidos de la necesidad de un gran pacto de Estado para erradicar esta lacra y esperamos que este llegue pronto.

Porque una sola víctima es motivo suficiente para creer que esta lucha sólo acaba de empezar.”

FUENTE: NNGG Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD