La delegada del Gobierno de la Junta en Cádiz, Ana Mestre, ha informado a los alcaldes de los municipios, Alcalá de los Gazules, Benalup, Medina Sidonia, Vejer de la frontera y Barbate, y a un representante de Puerto Real, así como a la Diputación de Cádiz, sobre las actuaciones que la Consejería de Salud va a llevar a cabo en la Fase 2 del Plan de Actuación que desarrolla para hacer frente al mosquito que contagia el virus de la Fiebre del Nilo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Durante el encuentro, la delegada ha insistido en que “el objetivo de la Junta de Andalucía con estas nuevas actuaciones es la de minimizar el riesgo de transmisión del Virus de la Fiebre del Nilo a la población humana, complementando así el trabajo que se está haciendo en el mismo sentido en las zonas afectadas por este virus en la provincia de Sevilla”.

Igualmente, Ana Mestre le ha informado que “la empresa encargada de la ejecución de la vigilancia y control de mosquitos será Laboratorios Lokímica y, durante primeras dos semanas, se llevarán a cabo tratamientos larvicidas y, en su caso, adulticidas, en zonas perimetrales a los municipios mediante aplicaciones de Ultra Bajo Volumen (ULV) y termonebulización dependiendo de la situación. Si fuera necesario”, prosigue la delegada, “se llevarán a cabo tratamientos adulticidas en parques y jardines afectados y zonas verdes mediante aplicaciones de pulverización”.

También se realizarán los tratamientos en imbornales, acequias y arquetas donde sea necesario por ser focos potenciales. Para esta actuación inicial se destinarán dos equipos compuestos por dos técnicos cada uno y su vehículo correspondientes, además de un piloto de drones cualificado con drones de mapeo y tratamiento.

Posteriormente, se realizarán labores de mantenimiento en aquellas zonas que se hayan detectado más afectadas. Las labores de mantenimiento serán realizadas con el apoyo de un dron y su piloto cualificado, en base al mapa confeccionado y presentado durante la fase inicial ya descrita.

Con todo ello, Ana Mestre ha pedido a los alcaldes “responsabilidad” a la hora de hacer frente a esta situación para evitar “crear más alarmismo del que ya hay entre la población”.

Por último, ha reclamado a la Diputación de Cádiz “mayor implicación” en asuntos de su responsabilidad, recordándoles que “desde el 21 de septiembre, la Delegación Territorial de Salud y Familias está esperando un informe de las actuaciones realizadas por la administración provincial y que son necesarias para seguir actuando por parte de la Junta”.

FUENTE: Junta de Andalucía

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD