“Independientemente de los procedimientos abiertos por la presunta actividad sin licencia, no queremos que esta actividad se implante en los terrenos de Delphi”, afirmó Iván Canca. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El Ayuntamiento de Puerto Real ha querido recalcar, acerca de la actividad ilegal de Redelsur, en palabras del teniente de alcalde de Urbanismo, Iván Canca, que “desde el principio hemos estado muy pendientes de la actividad de Redelsur. Desde junio que se detectara un vertido de hidrocarburos en una estación de bombeo procedente posiblemente de las instalaciones de esta empresa, de lo cual se informó a la Junta, se han ido sucediendo inspecciones por parte de Urbanismo y Medio Ambiente”. De hecho, la documentación generada se remitió a la Junta de Andalucía y a la Guardia Civil, además del inicio del preceptivo expediente sancionador por presunta actividad sin licencia.

Independientemente de los procedimientos abiertos por la presunta actividad sin licencia, Iván Canca enfatiza en que “no queremos que esta empresa se implante en los terrenos de Delphi”.

Recordamos que Redelsur tiene solicitada en la Junta de Andalucía una Autorización Ambiental Integrada para un centro de transferencia de residuos industriales (peligrosos y no peligrosos) y una planta de valorización de hidrocarburos, todo ello en una primera fase. La segunda fase la constituiría una planta de tratamiento físico-químico y una planta de tratamiento biológico.

Entre los residuos más significativos, además de hidrocarburos, aceites, fuel oil, gasóleo, gasolina y otros combustibles y sus mezclas, pueden encontrarse también cianuros, metales pesados, arsénico, mercurio, halogenados y órgano-halogenados, disolventes, cenizas volantes y polvo de caldera, policlorobifenilos (PCB), amianto, cromatos, y pesticidas, siendo la segunda fase del proyecto la que genera más inquietud al Ayuntamiento.

El Ayuntamiento presentó el pasado mes de agosto alegaciones desfavorables a la concesión de esta autorización por parte de la Junta de Andalucía. La teniente de alcalde de Medio Ambiente, María Merello, opina que “una actividad de este tipo debe ser desarrollada con todas las garantías, y por eso el Ayuntamiento no estima conveniente que la Junta otorgue esta autorización.”

“A pesar de la necesidad de que se instalen empresas en Puerto Real para reactivar la economía y generar empleo, -continúa la concejala- no vamos a poner en riesgo a la ciudadanía bajo ningún concepto. Pensamos que la instalación de esta empresa podría incluso ahuyentar a otras industrias o iniciativas empresariales que buscasen entornos ambientalmente más seguros en los que ubicarse. El balance entre las molestias -ruido, tráfico de gran tonelaje, gases u olores- y riesgos -vertido, escapes gaseosos, incendio o explosión- para la población y su entorno natural, frente a los escasos puestos de trabajo generados por este tipo de empresas da un resultado absoluto negativo, por lo que a Puerto Real no le compensa esta actividad, por lo que vigilaremos los movimientos de Redelsur y de cualquier otra empresa de este calibre que no trabaje con absolutas garantías.”

María Merello concluye que “el riesgo cero no existe, por lo que este tipo de actividades tendría mejor cabida en terrenos convenientemente alejados de zonas residenciales y universitarias, de espacios naturales protegidos, y de otras industrias o empresas que no provocarían tantas potenciales afecciones”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD