El título del artículo de hoy hace referencia a los cuatro años que llevamos (usted, el lector, esta cabecera, y el que suscribe, el responsable de estos párrafos) acudiendo periódica y regularmente a nuestra cita semanal de cada sábado, cuatro años ya cumplidos desde que el 12 de septiembre de 2015 se publicase el primero de los doscientos artículos que, incluido el de hoy, han visto la luz en esta serie de “Historia de Puerto Real” en las páginas tan virtuales como reales, como auténticas, de la cabecera de “Puerto Real Hoy”, a la que queremos dejar constancia ahora y aquí de nuestra gratitud por su constancia, por el ámbito de entera libertad de cátedra que nos ofrece, por haber resistido los -pequeños- embates y envites -o embestidas- de algún que otro enano intelectual envidioso de la constancia ajena, y por la calidez con que nos acoge desde el minuto uno de nuestra colaboración. Por todo ello, muchas gracias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El 12 de septiembre de 2015, como decíamos, nos aliamos con las páginas de esta cabecera, y retomamos un reto (gracias a “Puerto Real Hoy”) que ya habíamos conocido y desarrollado desde muchos años antes (desde el mes de febrero de 1996…, que van siendo años…), el de la divulgación histórica sobre y desde Puerto Real, dando forma a esta serie de artículos que aspiran a ser una ventana, pequeña, modesta, nada pretenciosa, a la Historia y el Patrimonio (Histórico, Artístico, Monumental, Arqueológico, Historiográfico, Cultural, al cabo) de Puerto Real.

Se trata de una serie de artículos breves (como saben quienes los conocen), de naturaleza esencialmente divulgativa destinados a contribuir en lo posible a difundir los valores de nuestra Historia y nuestro Patrimonio Histórico, con el ánimo no sólo de que el lector interesado pueda, si quiere, dedicar unos minutos a acercarse a uno u otro aspecto de nuestro pasado de la mano de estas páginas virtuales, sino que además cuentan con la intención de que esos minutos dedicados a la lectura sean un momento grato, amable, ligero sin resultar superficial, e intenso sin llegar a ser pesado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Y se trata de un “reencuentro” con la divulgación histórica portorrealeña porque ya desde febrero de 1996 y prácticamente sin interrupciones duraderas (pese a los “elementos”…) hemos venido desarrollando una línea de acción divulgativa sobre nuestra Historia y nuestro Patrimonio Histórico y Cultural en medios de comunicación de diferente formato y naturaleza.

PUBLICIDAD

Se trata de cuatro años y de 200 artículos en los que se ha reunido un variado conjunto de textos para tratar de acercarnos a la Historia local de la Villa, lo que seguiremos haciendo el tiempo que haga falta y se pueda.

En estos cuatro años han venido a seguirse, una tras otra, más de 200 semanas, todas y cada una de las cuales han venido acompañadas por el artículo de Historia de cada sábado, como atestiguan el volumen de los textos y su numeración, y como bien saben todos los lectores, fieles u ocasionales, de estos modestos artículos divulgativos (en realidad, y por ser fieles al relato histórico de la serie, es de señalar que han sido algo más de 200 artículos, pues en algunos casos se ha optado por el formato de la entrevista, y en otros -los menos- se ha optado -por mor de la ocasión, de la oportunidad- por retomar algún texto ya publicado con vistas a refrescar la memoria de los lectores, como decimos, sobre alguna efeméride digna de una especial consideración).

Y en estos cuatro años hemos venido a considerar una pequeña pléyade de asuntos distintos, de cuestiones diferentes, abordadas a lo largo de los doscientos artículos publicados en este tiempo, siempre desde la perspectiva de la divulgación histórica.

Sería prolijo traer a colación aquí y ahora todos y cada uno de esos muchos temas que hemos venido abordando en estos folios semanales (sí, para los curiosos diremos que estos artículos nos ocupan habitualmente, en su formato original en Word, unos tres folios, con letra -con fuente- del tipo calibri 12, interlineado sencillo y márgenes -los cuatro- de 2’5/3 cm.); no entraremos en la consideración puntual y pormenorizada de cada uno de los mismos: os lo ahorraremos en esta ocasión, aunque no prometemos volver a descartar ese listado en un futuro.

Sí señalaremos, de forma escueta, que en estos distintos temas se han dado cita asuntos a veces dispares entre sí, si bien siempre relacionados con la Historia y los monumentos de Puerto Real, con nuestra Arqueología, con el Patrimonio Artístico, Monumental, Histórico, Arqueológico e Inmaterial de nuestra ciudad y su término municipal, y todo ello desde distintas perspectivas.

Hemos también tratado en este tiempo de acercar a los lectores de estas páginas determinados acontecimientos de nuestra vida cultural, determinadas ocasiones y eventos, actividades y programas coordinados o participados por quien escribe y desarrollados, por ejemplo (aunque no solo), por el Ateneo de Puerto Real (como el Ciclo de “Encuentros con la Historia, por poner el caso), procurando aunar la información al público general con la consideración de los contenidos históricos de dichas actividades y programas, con la vista puesta, siempre, en la difusión de los valores de nuestra Historia y nuestro Patrimonio Histórico.

Cuestiones relativas a nuestro paisaje natural y cultural, nuestra Historia y su papel en la economía y organización de las culturas asentadas en estas tierras a lo largo de los milenios, asuntos relacionados con nuestro propio devenir histórico como comunidad en el tiempo y el espacio, temas de nuestra Historia Antigua, del Medievo de estas tierras, de nuestras edades Moderna y Contemporánea, todo ello (sin pretensiones de exhaustividad, naturalmente, dado el formato de la serie) se ha reunido y desplegado en los párrafos de los 200 artículos que hasta el momento presente han ido jalonando semana tras semana los cuatro años de existencia de esta serie que desde un principio dimos en llamar “Historia de Puerto Real”, y todo ello con el único afán de dar curso a nuestros ideales, a nuestra convicción de que sólo el conocimiento nos hará libres.

Con ello tratamos de continuar en la tarea de socialización del conocimiento, de divulgación histórica, de difusión de los valores de nuestra Historia y nuestro Patrimonio Histórico, de nuestro Patrimonio Cultural y Natural, de nuestro Patrimonio Monumental, Arqueológico, Artístico, Inmaterial, con la vista puesta en la mirada del gran público, del lector generalista, de la todas aquellas personas con inquietudes y con sensibilidad ante el Patrimonio Cultural, de todas aquellas personas con sensibilidad ante el conocimiento, ante la Historia, ante nuestra Historia y ante nuestros tesoros patrimoniales.

Realmente no sabemos -y no es retórica- si estamos logrando cumplir con nuestros objetivos (fundamentalmente, los de la sensibilización y socialización del conocimiento), pero sí somos conscientes de que obramos con la misma ilusión, la misma voluntad, las mismas ganas, el mismo compromiso y el mismo empeño y tesón que hace cuatro años, cuando estos párrafos echaron a rodar, que hace 23 años, cuando en febrero de 1996 publicamos nuestro primer e ilusionado artículo de divulgación histórica en un medio de prensa, en las páginas de la desaparecida cabecera del quincenal “Puerto Real Información”.

Manuel J. Parodi concediendo una entrevista

Manuel J. Parodi concediendo una entrevista.

Los cuatro pilares esenciales del trabajo en relación con el Patrimonio Histórico, como es sabido, son la protección (que tiene que ver con el ámbito de lo legal, de las normativas legales que marcan los ritmos de la gestión del Patrimonio), la conservación, la investigación y la difusión, ámbitos en los que trabajamos, que han constituido desde hace años y constituyen nuestro marco de desenvolvimiento profesional, y ello muy especialmente en lo que se refiere a los campos concretos de la investigación y de la difusión, de la divulgación sobre la Historia y sobre nuestro Patrimonio Histórico, esto es, en lo que atañe los mecanismos de la socialización del conocimiento.

En este sentido y de este modo, esta serie -modesta, desprovista de pretensiones- de artículos quiere ser un vehículo de la divulgación histórica en, desde, por y para Puerto Real, un instrumento de la socialización del conocimiento que busca -sin pretensiones de exclusividad ni exhaustividad- ser un jalón más en este ámbito de la divulgación histórica al servicio de todos, al servicio de los lectores, al servicio del público, de la ciudadanía en general.

Cuatro años, semana tras semana, sábado tras sábado, sin interrupción, en los que esta serie se ha venido asomando a las páginas de esta cabecera y con ello a la vida de la Real Villa y de los lectores, con doscientos artículos publicados (alguno más, en realidad, como hemos apuntado), que vienen a representar (en bruto, pues cada artículo viene a ocupar unos tres folios de texto en bruto) más de seiscientas páginas dedicadas a la divulgación histórica y patrimonial en y sobre nuestra ciudad.

Poco a poco y de este modo hemos ido acercándonos a muy diversos temas, abordando de este modo cuestiones relativas a nuestro Patrimonio monumental inmueble, a algunos de los monumentos que conforman los perfiles de la Villa histórica, a nuestro Patrimonio arqueológico, al terreno de nuestra Bibliografía histórica, a nuestra Historiografía local (considerando algunos títulos y perfiles de nuestra Literatura histórica, caso de los padres de la Historiografía portorrealeña, Juan Moreno de Guerra y Alonso y, especialmente, Antonio Muro Orejón), así como a algunas pinceladas de nuestro Patrimonio Histórico mueble, a nuestro Patrimonio Inmaterial…

Hemos tratado también de acercarnos a lo largo de estos muchos párrafos a diversos episodios de nuestra Historia, a distintos momentos de la evolución histórica de Puerto Real, de las tierras que hoy conforman el término municipal de la Real Villa portorrealeña desde los remotos tiempos de la Prehistoria de estas mismas tierras (con el perfil que entonces tuvieran) hasta épocas recientes, hasta la Edad Contemporánea, casi hasta el presente. Y seguiremos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD