Fallece el pediatra, Antonio Ferriz


Durante la pasada madrugada, Puerto Real despedía a uno de sus vecinos más ilustres y queridos. Antonio Ferriz, pediatra de muchas generaciones de puertorrealeños, fallecía. Fue nombrado Hijo Adoptivo de La Villa en 2012. El sepelio será este miércoles, a partir de las 17:00 h. en la Iglesia de San Sebastián. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Aunque nacido en Linares (Jaén) era, sin duda alguna, puertorrealeño de corazón y es por eso que en 2012 fue nombrado hijo adoptivo de La Villa, donde ha ejercido su profesión durante casi 40 años. En 1934, de padre granadino y  madre jienense, nacía Antonio Ferriz en la ciudad de Linares en del cuartel de la Guardia Civil, ya que su padre ejercía dicha profesión. Siendo un chico estudioso al finalizar el bachiller decidió marcharse a estudiar, en un principio pensó una ingeniería, pero finalmente se decantó por la medicina. Así, con apenas 17 años, se marcho a su ciudad materna, Granada, donde ingresó en la Facultad de Medicina, adscribiéndose en la cátedra de pediatría.

Con grandes calificaciones que le permitían obtener becas, ya que su familia de otro modo no podía costearle los estudios, consiguió terminar y obtener la Licenciatura en Medicina antes de haber cumplido los 23 años. Con un expediente de sobresaliente y un premio extraordinario, trasladó su expediente a la Universidad de Sevilla donde obtuvo  la especialidad en pediatría.

En 1958 recaló en Cádiz, impulsado por su profesor Don Manuel Cruz del Hospital de Mora, donde realizó su servició militar. Un año más tarde, en abril de 1959, le ofrecieron la posibilidad de trabajar en Puerto Real, oportunidad que no dejó escapar. Comenzó a trabajar en La Villa donde tuvo una buena acogida y donde trabajo jamás le faltó, según contaba, en alguna ocasión llegó a tener hasta 50 visitas en un día.

En 1960, Don Antonio Ferriz, contrajo matrimonio con Alicia Mas, una vecina suya, fruto del cual nacieron cuatro hijos y más tarde otros tantos nietos. Ya en 1966 obtiene plaza como pediatra mediante concurso-oposición y pudiendo elegir entre cualquier pueblo, ciudad o punto de España, decidió quedarse en Puerto Real, donde ejerció su gran profesión hasta 1998.

Numerosos han sido los homenajes y reconocimientos que Don Antonio Ferriz ha recibido de La Villa y una vida dedicada a los niños puertorrealeños creciesen en plena salud fueron sus méritos para merecer un hueco entre las personas memorables de Puerto Real.

Puerto Real Hoy se une al dolor de la familia y de todos los puertorrealeños en el fallecimiento de Antonio Ferriz.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Comienza el horario intensivo en la sala habilitada para el estudio
Next Canca: "Hay que exigir al Gobierno Central una salida de los problemas de liquidez que tiene al Ayuntamiento"

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.