En la mañana del viernes el cementerio de San Roque de Puerto Real acogió la inauguración del monolito por parte de la Junta de Andalucía que rinde homenaje a los represaliados por el régimen franquista en la ciudad, declarando al mismo como lugar de Memoria Democrática.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Un acto que contó con la presencia del alcalde de la ciudad, Antonio Romero, el viceconsejero de la Presidencia, Fernando López Gil y el presidente de la Asociación por la Memoria Histórica de Puerto Real, Francisco Aragón Garcés, además de miembros de la corporación, representantes de distintas administraciones y familiares de las víctimas.

Francisco Aragón fue el primero en tomar la palabra, rindiendo homenaje a aquellos que “dieron su vida por un mundo mejor, hombres y mujeres que son parte fundamental en la historia de nuestro pueblo, cuyo comportamiento ejemplar en la defensa de sus derechos les llevó a la tumba”.

El presidente de la Asociación por la Memoria Histórica de Puerto Real hizo un repaso de los trabajos de indagación, localización y exhumación de la fosa, que comenzaron hace más de diez años.

Respecto a los datos de la fosa, Aragón comentó que “se han abierto 31 metros de longitud, 2,50 m. de ancho y 1,60 m. de profundidad, con 185 individuos exhumados, la mayoría hombres de menos de 30 años, destacando nueve sujetos en torno a los 17 años”.

“Aquí no hubo guerra, solo represión. Queremos recuperar sus vidas, sus nombres, sus sueños y sus esperanzas. Tenían familia, les arrebataron sus vidas pero no pudieron eliminar sus ideas. Esperemos que esta señal ética perdure durante muchísimos años para que quede constancia del genocidio que este pueblo padeció, ni olvido ni perdón”, finalizó Aragón.

Los trabajos han tenido un coste de 53.000 euros, además la Asociación tendrá pronto pruebas de ADN que se encuentran realizándose en el Laboratorio Genyo de Granada.

Antonio Romero agradeció el esfuerzo de las administraciones como Junta de Andalucía y Diputación de Cádiz “por poner las posibilidades económicas para que esto se desarrolle”, además de Cemabasa y la brigada del Ayuntamiento de Puerto Real, y “sobre todo” a todo el personal voluntario y colaboradores de la Asociación por la Memoria Histórica.

Algo que secundó López Gil: “gracias a la Asociación podemos volver a darle dignidad a las víctimas”; teniendo un recuerdo para Carlos Perales, “que mucho se implicó en la provincia de Cádiz en este ámbito y también en Puerto Real”.

El viceconsejero de la Presidencia añadió que son “52 lugares de memoria los que tenemos en Andalucía, que vienen a decir bien alto que no debe repetirse lo que aquí ocurrió”.

“Nos sentimos orgullosos que todos podamos unirnos para estar aquí en un acto de reivindicación, de justicia y de memoria con las familias, con las víctimas, con la democracia y con la libertad”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD