Fernando Boy, delegado municipal de Infraestructura, aseguró que en pocos días comenzarán las obras del proyecto y que gracias a un sistema de compuertas se facilitará el aliviadero de las aguas pluviales de la barriada.

La alcaldesa de Puerto Real, Maribel Peinado, ha presentado hoy junto a su concejal delegado de infraestructuras, Fernando Boy, un proyecto definitivo a los problemas del cúmulo de aguas pluviales que viene padeciendo la barriada rural del Meadero de la Reina.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tanto la alcaldesa como el concejal agradecieron a los vecinos su paciencia y comprensión. “El retraso que ha sufrido este proyecto ha sido por culpa de la burocracia que exige el entendimiento entre administraciones pero el Ayuntamiento de Puerto Real ha estado insistiendo y manteniendo reuniones con los vecinos, con los dueños de la salina anexa a las casas y con el resto de administraciones”, explicó la alcaldesa.

El proyecto que ha desgranado a los vecinos de forma técnica el arquitecto municipal consiste en un sistema de compuertas formado por nueve tuberías que se abren paso en un nuevo muro que se situará en la zona baja de la entrada de aguas al caño que circunda el muro salinero de la zona.

20141127_local_inundaciones_01

Cada tubería contará con un sistema de compuerta sencillo, en un solo sentido, que permitirá el aliviadero de las aguas pluviales en sentido salida e impedirá el ascenso de las aguas de mareas.

De este modo se conseguirá, mediante un proyecto cuyo presupuesto ronda los 54.000 euros, limitar el choque de aguas que produce el ascenso de las mareas provenientes del caño Zurraque y que sube por el canal anexo al muro salinero con el aliviadero de las aguas pluviales propias de las lluvias invernales que también transcurren por esta misma canalización.

La alcaldesa ha destacado el esfuerzo del concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Puerto Real por buscar solución a este tema y ha agradecido a los vecinos su atención y talante. “Esperemos que el proyecto sea pronto una realidad y podamos superar de una vez por todas los problemas que padece esta barriada cuando llueve de forma intensa. Estamos satisfechos porque el deber cumplido siempre reconforta. Ahora solo queda visar todas las obras para que se ejecuten convenientemente y realizar un seguimiento para comprobar que el sistema que se incorporará funcione de manera operativa”, finalizó Maribel Peinado.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD