La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, y la totalidad de alcaldes y alcaldesas de la provincia de Cádiz han firmado esta semana los convenios con los que se hace efectiva la puesta en marcha del Plan de Empleo Extraordinario COVID-19 en todos los ayuntamientos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

De esta manera se movilizan 10,5 millones de euros, procedentes de recursos propios de la Diputación Provincial, con destino a los 45 municipios y las 10 ELA gaditanas.

Este plan se gestiona desde el IEDT. Su vicepresidenta, la diputada de Empleo, Ana Carrera, explica que, “aunque el plan ya se podía ejecutar desde el pasado 1 de junio, la mayoría de los ayuntamientos va a comenzar ahora con las actuaciones previstas, con lo que los efectos del plan van a ser muy visibles en toda la provincia”.

El objetivo con el que se pone en marcha este plan es minimizar el impacto social de la pandemia por el COVID-19 y facilitar medidas extraordinarias de apoyo a trabajadores, familias y colectivos vulnerables, que se ven particularmente afectados por las circunstancias actuales, especialmente a todas aquellas personas, que en circunstancias ordinarias no habrían necesitado de ayudas económicas y sociales.

De esta manera, con el Plan Extraordinario COVID-19, la Diputación de Cádiz pretende satisfacer las demandas de los ciudadanos y de los usuarios de los servicios públicos, asistiendo a los municipios de la provincia en el ámbito de la gestión de sus competencias, mediante actuaciones que repercutan en el bienestar de la ciudadanía y en la mejora del desempleo, agravado por la crisis del COVID-19, a través de la financiación de los recursos humanos y técnicos necesarios. Fue el pasado mes de julio cuando el Pleno de la Diputación aprobó la movilización de los recursos necesarios para la aplicación de este plan.

Cada ayuntamiento ha presentado las actividades a desarrollaren sus respectivas localidades. En total, se llevarán a cabo unas 200 actuaciones y se generará empleo para 3.000 personas con contratos de hasta 6 meses. El plan se extenderá hasta el 30 de septiembre de 2021. El criterio de asignación económica a cada municipio o ELA va en función de su número de habitantes.

Ana Carrera ha insistido en la importancia de que los recursos lleguen a todas y cada una de las localidades de la provincia en un momento en el que el desempleo les afecta por igual”. La diputada ha puesto de relieve el gran esfuerzo que ha realizado la Diputación de Cádiz desde el inicio de la crisis sanitaria por poner a disposición de la ciudadanía la mayor cantidad de recursos a su alcance, llegando a movilizar en pocos meses más de 27 millones de euros para asistir a las personas más vulnerables, generando empleo y estimulando el tejido productivo y empresarial de la provincia.

El teniente de alcaldesa del Ayuntamiento de Puerto Real, ha explicado que dentro del Plan Extraordinario Covid-19, donde la localidad recibirá 480.422’56 euros, se van a contratar a 23 personas: 1 trabajador social y 1 administrativo para Servicios Sociales, 2 técnicos medios de gestión para Turismo, 2 técnicos medios de gestión para Informática, 2 operarios para Deportes, 4 oficiales y 2 operarios para Infraestructuras, 3 jardineros, 4 operarios, 1 oficial fontanero y 1 oficial albañil para Medio Ambiente.

Salguero, alcalde en funciones, ha apuntado que se ha optado porque el proceso de selección de personal se haga mediante el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Las bases de la convocatoria establecían tres opciones de selección: el SAE – por la que se ha optado-, por bolsa de empleo o mediante un proceso selectivo propio realizado a tal efecto. “Creemos que mediante el SAE es como se dan más garantías ya que la bolsa de empleo municipal, además de estar impugnada, no recoge todos los perfiles profesionales que se necesitan y hacer un proceso selectivo propio alargaría más los procesos de contratación”.

FUENTE: Diputación de Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD