Las obras para mejorar el firme y el drenaje de la carretera de Miramundo (CA-3201) han finalizado. Así lo ha verificado el personal técnico de la Diputación de Cádiz, que preside José Loaiza, junto a la empresa adjudicataria de esta intervención, la firma Construcciones Garrucho SA.

El acuerdo sobre la idoneidad de los trabajos realizados se acredita en el acta de recepción suscrita la pasada semana. Las obras se han centrado en el punto kilométrico 1´8, conforme a un presupuesto de 105.159´67 euros, financiado por Diputación con cargo al Plan Provincial de Obras y Servicios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Esta vía provincial mejora sus condiciones para la evacuación de aguas. En este tramo se evidenciaban problemas de drenaje, agravados por la existencia de una balsa cercana donde se depositan aguas y que registra fugas al subsuelo con el consiguiente deterioro de la calzada. En primera instancia se han renovado 320 metros de carretera: el firme antiguo se ha sustituido por una base de zahorra artificial de 50 centímetros de espesor sobre la que se han aplicado dos capas de hormigón asfáltico que suman otros 8 centímetros.

Para establecer un nuevo sistema de drenaje se ha instalado un tubo de 275 metros de longitud en un margen de la carretera planteado para evitar que el agua se concentre sobre la plataforma viaria. La cuneta se ha reconstruido mediante un revestimiento de hormigón que también favorecerá un drenaje más eficaz. En el otro margen también se ha reparado la cuneta.

Esta carretera nace en el punto kilométrico 4´6 de la carretera autonómica A-408 y desemboca en la planta de tratamiento de residuos de Miramundo. Discurre por los términos municipales de Puerto Real y Medina. Diputación, en su última estimación sobre aforos, calculó una intensidad media de 150 vehículos diarios: un tráfico que no es elevado si bien el 26% de dicho registro pertenece a vehículos pesados en tránsito al citado complejo.

FUENTE: Diputación de Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD