La barriada de Casines, en Puerto Real, ha visto como esta mañana han comenzado los trabajos de limpieza y adecentamiento para lo que, posteriormente, será el grueso de la obra del nuevo Colegio de Casines.

Durante toda la mañana, en unos trabajos que durarán varios días, máquinas excavadoras se encontraban en el perímetro del recinto que acogerá el centro de educación. Su labor, limpiar de maleza la zona para la instalación de un vallado que protegerá a los vecinos de las obras que se realizarán. Los trabajos ya cuentan con los permisos de obra expedidos por el Ayuntamiento de Puerto Real. Por lo que los mismos se prevén que se prolonguen durante los próximos quince meses.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La Junta de Andalucía adjudicó el pasado mes de Abril las obras de la primera fase del que será el nuevo Colegio de Casines. Se espera, según informó el Ayuntamiento de Puerto Real, que esta primera fase vea la luz para el curso 2020-2021, en una obra que tendrá un presupuesto de 1.243.341,08€, IVA incluido.

En esta nueva adjudicación, la Junta de Andalucía  justifica la actuación debido a la demanda de escolarización de la zona, lo que hace necesaria la contratación de esta obra que consiste en la ejecución de la primera fase de un colegio tipo C2, es decir un A2 que consta de dos líneas de educación infantil para 150 puestos escolares. Para completar el mencionado C2, en un futuro y objeto de otra licitación, se ejecutarían dos líneas de educación primaria, es decir un B2, para 300 puestos escolares.

Plano 3D del futuro Colegio de Casines

Plano 3D del futuro Colegio de Casines.

La empresa Construcciones Majoin SL ha sido la adjudicataria del contrato que tiene como presupuesto 1.118.122,54€.  El nuevo centro escolar contará con más de 1.000 metros cuadrados construidos que se edificarán sobre una parcela de 8.910 metros cuadrados. En la zona docente se ubicarán seis aulas de infantil con acceso directo a la zona de aseos, aulas exteriores y zona común. El área de administración se dotará de despachos para la dirección, jefatura de estudios y secretaría y archivo, sala de profesorado con aseos docentes, conserjería y reprografía, así como despachos para las asociaciones de madres y padres y de alumnado. El plazo de ejecución será de 12 meses, siendo la garantía, según contrato, de 24 meses.

La construcción incluirá, además, un comedor escolar con cocina de oficio, que se ubicará junto a uno de los porches para favorecer su ampliación futura. Asimismo, el edificio contará con almacén general, aseos no docentes, cuartos de limpieza y basura e instalaciones. En el exterior se construirán dos porches cubiertos, una zona de juegos y espacio para estacionamiento.

En el diseño del nuevo colegio, de una planta de altura, se ha tenido en cuenta tanto su distribución interior como su disposición en la parcela de forma que permita una futura ampliación. De este modo, cuando las necesidades de escolarización así lo precisen, se podrán construir los espacios correspondientes a primaria, de manera que finalmente el centro se configure como un C2, con dos líneas por cada nivel educativo de infantil y primaria.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD