Cádiz Laica critica el nombramiento de la Plaza “Nuestra Señora de Lourdes”


La Agrupación Provincial de Europa Laica ha manifestado su rechazo al nombramiento de “Plaza Nuestra Señora de Lourdes” al lugar frente a la estación de Ferrocarril de Puerto Real. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Imponer denominaciones religiosas a espacios públicos es una vulneración de la separación Iglesia-Estado que choca con la obligatoria aconfesionalidad de las administraciones públicas, recogida en el art. 16 de la Constitución Española.

La sociedad española está muy secularizada. Según el último barómetro de enero, del Centro de Investigaciones Sociológicas -órgano oficial- apenas un 9,8 % de la sociedad española es religiosa practicante frente a un 26,3 % de ateos y no creyentes. Aunque el porcentaje de creyentes en una determinada religión/ideología fuera el 99 %, las administraciones públicas no pueden imponerla a toda la sociedad, de otra manera nos convertiríamos en una teocracia/dictadura…. como, tristemente, ha tenido que sufrir, en el pasado, el pueblo español.

Solicitamos al Pleno Municipal que resista las presiones de los lobbys religiosos que, en su afán de evangelización (adoctrinamiento), quieren imponer a toda la sociedad normas y figuras que son privativas de ellos.

FUENTE: Cádiz Laica

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Presentación del libro "La Justicia del Terror"
Next Cristina Saucedo: "Mintiendo, también soy yo alcaldesa"

8 Comments

  1. 28 de febrero de 2015
    Responder

    ¡Tradición! Por las redes sociales circula un chiste gráfico en que Batman le discute a Robin el valor de las tradiciones con esta frase: “Te voy a dar una bofetada todos los días. Dentro de poco tiempo será una tradición”. Ese es el verdadero valor de las tradiciones.

  2. 27 de febrero de 2015
    Responder

    A José. Contesto respuestas que no me son dirigidas a mi, pero me apetece.

    1. Claro que la nomenclatura religiosa tiene que desaparecer. ¿Acaso tenemos que someternos para toda la vida a los imposición religiosa del pasado?… tristemente, también del presente.

    La semana santa la celebrarán los católicos como quieran, civilmente lo lógico es que se denomine de otra forma. En Uruguay país con tradición católica la semana santa se denomina civilmente “semana del turismo”.

    La navidad no es más que una festividad pagana al que los cristianos quitaron el nombre para imponer el suyo… si existió Jesús no se sabe cuando nació… Siempre habrá un día en el año en el que el sol venza a la noche. Esa es la festividad del Solsticio de Invierno o Saturnalia. Las personas podrán celebrar el supuesto nacimiento de su dios o lo que quieran cuando quieran, las instituciones no.

    Las tradiciones no tienen que mantenerse persé si son discriminatorias, negativas e injustas. Era tradición la esclavitud y fumar en lugares públicos.

    La identidad cultural de los puertorrealeños no pasa por símbolos privados que nos recuerdan constantemente la imposición religiosa y que nos hace sentir vergüenza.

    Palestina es un espacio geográfico… le aseguro que existe. De Wikipedia:”es el nombre que recibe el territorio comprendido aproximadamente entre el mar Mediterráneo y el valle del río Jordán (de oeste a este), y entre el río Litani y el Néguev, sin incluir el Sinaí (de norte a sur). La región recibió este nombre durante la dominación del Imperio romano; concretamente a partir del año 135″…

    • 28 de febrero de 2015
      Responder

      Amalia,

      El silogismo que utiliza para sustentar su comentario es incorrecto y como consecuencia las conclusiones que se desprenden son invalidas. Usted asume por su cuenta y riesgo que dedicar una plazoleta a la Virgen de Lourdes es sinónimo de opresión religiosa; asume ademas que hacerlo es negativo e injusto. Nada mas lejos de la realidad. Si así fuese dedicar una calle Rafael de Riego o a Cosme Churruca constituiría un ejemplo de opresión militar y dedicar una plaza al duque de Medinaceli o al Marques de Romanones un exponente de la opresión aristocrática.

      Negar el peso histórico y cultural de una entidad para evitar reconocer nuestro propia incomodidad social resulta tan chabacano como populista. Nadie trata de obligar a nadie a rezar, ni a ir a misa ni a confesarse los domingos; la vergüenza que usted pueda sentir en presencia de símbolos religiosos no tiene precedentes sobre el sentir religioso de sus conciudadanos. No es de recibo compensar el exceso de ayer con el exceso superlativo de hoy; el adoctrinamiento religioso del pasado no justifica el revisionismo histórico presente. Dedicarle la plaza al Átomo de Hidrógeno, por poner un ejemplo, no nos acercaría a la ciencia; tan solo pondría en evidencia nuestra complejo de inferioridad en el terreno científico y nuestra pobreza cultural.

      El revisionismo histórico es la herramienta de los ignorantes y de aquellos que tienen complejos con sus propios orígenes. Es triste reconocer que en esta España de Rinconete y Cortadillo dedicar una calle a un cantaor flamenco o un territorio árabe ocupado en parte por tropas judías genera menos controversia que dedicar una plaza a la que es patrona de Puerto Real desde hace mas de cien años. Le ruego Amalia que no caiga en esa trampa.

  3. 27 de febrero de 2015
    Responder

    Si me lo permiten y por alusiones me gustaría responder a los comentarios arriba expuestos:

    PFF: Su razonamiento nos llevaría asimismo a renombrar la Plaza de la Iglesia y la de los Descalzos junto las calles Amargura, Soledad y San José que cito a bote pronto. ¿Pretenderá Cadiz Laica la semana que viene que las bauticemos Plazas de Marx y Nietsche? ¿Calle Jean-Paul Sartre tal vez? Ya metidos en harina, ¿abolimos la Semana Santa, el Carnaval y la Navidad? ¿Alcanzaría usted a contar cuantas fiestas populares en nuestro país tienen un trasfondo religioso? Con todos mis respetos, eliminar tradiciones asentadas en nuestra cultura para darle gusto a devaneos políticos de dudosa catadura me parecería una canallada y una afrenta; no solo de ciencia vive el hombre. Los símbolos – a veces religiosos, a veces no – son señas de nuestra propia identidad cultural, para bien o para mal. Desde la tolerancia encontramos el respeto.

    HATSETSUP CARMONA: Le ruego mil perdones porque no alcanzo a comprender el contenido de su mensaje. Aunque de acuerdo con usted en principio – religión y política son malas compañeras de cama – se mantiene firme la necesidad de respetar al prójimo, sea este ateo, agnóstico, tenga este fe católica o musulmana. En la misma linea de PFF, su razonamiento también nos llevaría a abolir fiestas señaladas del calendario; ¿lo preferiría usted así tal vez? ¿Le parecería mejor que celebrásemos el Día del Trabajo, el cumpleaños de Isaac Newton y el aniversario de la toma de la Bastilla? El existente zócalo de la Virgen de Lourdes, patrona de la Villa, es un símbolo – indudablemente religioso – cargado con tanto ADN cultural puertorrealeño como Las Canteras o el Callejón del Arco. El zócalo no está ahí para que le adoren sino para representar una parte de quien somos. Es cuestión de respeto, no de adoctrinamiento.

    AMALIA: No comprendo como le parece a usted que comparo Palestina con la Virgen de Lourdes pero le saco de dudas: Palestina – cuya existencia política continua en tela de juicio – no tiene nada que ver con la Virgen de Lourdes – de cuya existencia dudo muy seriamente – aunque respeto profundamente a los seguidores de ambas entelequias.

  4. 27 de febrero de 2015
    Responder

    A José: ¿Compara Avenida de Palestina con el nombre de una virgen? Por lo pronto Palestina existe, eso nadie puede negarlo. Que una señora haya dado a luz sin “ayuda” de varón es algo absurdo que sólo puede creer alguien adoctrinado desde la infancia.

    Maribel, vive tus supersticiones en privado y no trates de imponérselas al pueblo, embruteciéndole.

  5. 26 de febrero de 2015
    Responder

    Libertad religiosa si, pero la religión en cada templo y en la intimidad de cada persona, no en las calles, ni en las plazas y menos en la política. Religión y política juntas siempre han dado muy malos resultados a la humanidad a través de toda la historia. Tres ejemplos: Estado Islámico, Sionismo Judío e Inquisición Cristina.
    Y libertad de ideas también. Pero no para quitar la educación a la ciudadanía de las escuelas, que decían los que ahora gobiernan que era “ideologizante”, y poner una religión que obliga a creer en un dios y a aceptar a pie juntillas algo tan absurdo como la teoría creacionista. Eso si es ideologizante.

  6. 26 de febrero de 2015
    Responder

    Lo que está diciendo Cádiz Laica aquí, José, es que los símbolos y las nomenclaturas religiosas no deben formar parte del espacio público. Ni más ni menos. Los que no creemos en palomitas, resurrecciones, subidas in córpore al cielo y demás superpoderes, no queremos que en pleno siglo XXI la Villa de Puerto Real dedique una plaza a la virgen de Lourdes por muy patrona de la Villa que sea.

  7. 26 de febrero de 2015
    Responder

    Desde el día que Barroso puso el pie en el Ayuntamiento y le dio el primer ataque de fiebre cubana hemos asistido a una profunda renovación en el callejero. Avenida de Palestina, Catorce de Abril, Luchadores por la LIbertad… hasta tenemos una avenida dedicada a la República Árabe Saharawi y aquí no se cosca… ni Dios. Supongo que aquello le sentó a los ciudadanos con preferencias religiosas como una patada en el epigastrio pero los tiempos cambian y la libertad del vecino acaba donde comienza la propia; artículos 9, 10 y 14 de nuestra Constitución.

    Ahora viene Cádiz Laica y te la cita como un párroco echa mano de los evangelios para justificar una homilía. Y se quedan tan anchos. Y digo yo, ¿debe tan solo respetarse el derecho a la libertad personal cuando se trata de erradicar símbolos religiosos? ¿Resulta tan agravante a la libertad del ateo el respeto a la fe del creyente? Por la misma regla de tres, ¿me apoyaría Cadiz Laica en una petición para eliminar el nombre de cualquiera de las calles que cito porque mas de la mitad de los ciudadanos de Puerto Real son incapaces de poner Palestina en el mapa o el pueblo saharaui se la trae al pairo?

    Tangan un poco mas de sentido común y desháganse del discurso demagogo, por Dios y todos los Santos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.