El consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, ha enviado una carta interna a los empleados del fabricante en la que anuncia que es “poco probable” que las salidas voluntarias acordadas sean “suficientes” y ha remarcado la necesidad de realizar ajustes en la plantilla teniendo en cuenta el descenso de los ingresos provocados por la pandemia, una medida que supondría el despido de unos 15.000 empleados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En concreto, en la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, asegura que la compañía sigue necesitando medidas de adaptación al contexto actual para recuperar el equilibrio industrial y financiero, por lo que está adaptando la producción, las adquisiciones, los proyectos, las inversiones y, “lamentablemente, la plantilla”.

El pasado junio, la compañía anunció un recorte de 15.000 empleos en todo el mundo antes del verano de 2021, de los que al menos 900 serían de las bases españolas, puesto que la producción había caído un 40% como consecuencia de la pandemia de coronavirus. A esto se suma el plan de recortes anunciado anteriormente para el segmento de Defensa y Espacio, donde planea recortar 2.664 empleos, 772 en España. En total, las plantas españolas verían recortada su plantilla en 1.600 puestos de trabajo.

Airbus aseguró que trabajaría con los interlocutores sociales para limitar el impacto de este plan, “confiando en todas las medidas sociales disponibles”, entre las que se incluyen salidas voluntarias, jubilaciones anticipadas y planes de desempleo parcial a largo plazo cuando sea apropiado. Sin embargo, la carta de Faury confirma que se tendrá que recurrir a los despidos al no ser suficientes estas medidas.

El pasado 30 de julio, el Gobierno de España llegó a un acuerdo con Airbus para poner en marcha una serie de iniciativas que reforzaran el sector aeroespacial y sus industrias auxiliares que les permitan afrontar la actual crisis y minimizar su impacto en el empleo, al tiempo que ayudarán a preservar las capacidades tecnológicas e industriales de España.

Airbus se comprometió a minimizar el impacto en los empleos en el país y a buscar fórmulas y soluciones para las plantas con menor carga de trabajo, teniendo en cuenta su localización y todo ello en el ámbito de la negociación con los interlocutores sociales.

FUENTE: EP

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD