El catedrático de Historia Moderna de la UCA, doctor Manuel Bustos, ha impartido la Lección Inaugural sobre ‘Cádiz en el siglo XVIII: formación y disolución de un modelo socio-económico’.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La Universidad de Cádiz ha celebrado hoy la Sesión Solemne de Apertura del Curso 2016/2017 en el salón de actos de la Escuela Superior de Ingeniería en el Campus de Puerto Real. El rector de la UCA, Eduardo González Mazo, en compañía del Claustro Universitario y del consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha presidido la ceremonia. El acto ha contado con la presencia de representantes de la comunidad universitaria, de autoridades civiles y militares, así como agentes sociales y económicos de la provincia de Cádiz.

La secretaria General de la UCA, Francisca Fuentes, ha presentado los datos más significativos de la memoria de Responsabilidad Social del curso académico 2015/16 y se han entregado los 51 Premios Extraordinarios de doctorado, máster, licenciatura y diplomatura. Con posterioridad, el catedrático de Historia Moderna de la UCA, doctor Manuel Bustos Rodríguez, ha impartido la Lección Inaugural sobre Cádiz en el siglo XVIII: formación y disolución de un modelo socio-económico.

El profesor Bustos ha aclarado que el objetivo de un historiador es explicar los procesos, indicar los hechos, analizar el presente y las claves de futuro, “enseñar a pensar a largo plazo”. Su conferencia se ha centrado en un estudio del siglo XVIII en el sentido amplio, aunque se ha enfocado especialmente sobre el Tricentenario del traslado de la Casa de Contratación de Indias y su repercusión económica, política y social para la capital gaditana y su bahía. En aquella época, “el puerto de Cádiz se convierte en un almacén y una estructura de carga para España y en un mercado de dinero y de crédito, creando un mercado fundamental para el mantenimiento del engranaje de la carrera de indias”. En este sentido, Manuel Bustos ha apuntado que “nunca como entonces tuvo una proyección internacional tan extensa”.

El catedrático de la UCA ha expuesto cuáles fueron los condicionantes y las principales causas por las que Cádiz adelantó a Sevilla como sede de la citada Casa de Contratación y del Consulado de Cargadores de Indias, que fueron económicas y sociales, como una gran epidemia que redujo al 40% la población de Sevilla en aquellos años, la situación estratégica de Cádiz como puerta del Mediterráneo y con ultramar, sus condiciones defensivas, la tradición en industrial naval y textil o la atracción de comercio extranjero debido a “rebaja unilateral de impuestos ventajosas para Cádiz”, entre otras. Y también la influencia de algunas personalidades importantes en su elección como es el caso del intendente José Patiño.

A continuación, el consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía ha felicitado a la Universidad de Cádiz por su trabajo y esfuerzo, al jugar un “papel importante de conexión e interés en el desarrollo del territorio”. Un resultado que demuestra “un alto grado de eficacia” fruto de su “dorada madurez que llega a los casi 40 años de vida”. Antonio Ramírez ha destacado la relevancia de la investigación y la transferencia en la sociedad moderna para ser “competitivos y atraer riqueza a Cádiz y Andalucía”. Para ello, la Junta de Andalucía se marca como reto sacar en breve el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación de Andalucía, las becas Talentia, predoctorales, así como las ayudas a la movilidad y de infraestructuras o el nuevo modelo de financiación.

Alumnos premiados por la UCA. / Foto: UCA

Alumnos premiados por la UCA. / Foto: UCA

El consejero ha corroborado que en Andalucía durante estos años se ha estabilizado la situación de los títulos universitarios, se ha reducido la deuda con las universidades y se ha mantenido los precios fijos de acceso y el fraccionamiento de pagos para mejorar las condiciones de su comunidad.

González Mazo, que ha clausurado el acto, ha reivindicado durante su discurso el protagonismo de la “Universidad Social” en la construcción del futuro de nuestra sociedad. En este sentido, ha reseñado la necesidad de una institución universitaria que “garantice la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior y que tiene que seguir garantizando que cualquier persona que no disponga de recursos económicos pueda llegar al máximo nivel de la formación superior con recursos de igualdad, mérito y capacidad”. Una universidad, ha recalcado, “comprometida con su entorno, que ponga en valor el conocimiento generado al servicio del desarrollo socio económico, el bienestar de la ciudadanía y la creación de empleo. Una universidad presente en el debate útil, con liderazgo responsable, trabajando codo con codo con administraciones, instituciones y empresas, generando sinergias, identificando oportunidades de innovación”.

El rector de la UCA, que ha aprovechado su intervención para, “agradecer a todo el personal” de la Universidad de Cádiz “el encomiable esfuerzo que está realizando y su vocación de servidor público para mantener nuestros niveles de calidad incluso en los momentos más delicados de la crisis”, ha reclamado que la universidad y la investigación se incorporen al debate político y ha mostrado su preocupación por  el momento que “travesamos en España”. Un período de “incertidumbre –ha precisado-, de desencuentros de fractura institucional y de estructuras en funciones, de vida política enfrentada, de desconfianza, donde los recortes y déficits de financiación de nuestras universidades se han convertido en estructurales”.

Un marco de incertidumbres que, por ejemplo, se  traslada al inicio de curso a “miles de estudiantes y sus familias, como consecuencia de la aplicación de la LOMCE en el acceso a la universidad”. En este contexto, ha insistido en que “las Universidades Públicas de Andalucía vamos a seguir manteniendo las pruebas de acceso a la universidad, las que han funcionado tan bien durante tantos años, adaptándolas ligeramente al nuevo diseño curricular del nuevo bachillerato, lo que va a permitir la libre movilidad de los estudiantes entre las universidades públicas de nuestro país. Compromiso que cuenta con el apoyo y la colaboración de las consejerías de Educación y de Economía y Conocimiento, a las que pido una máxima interlocución con el resto de las comunidades autónomas del país”.

Por otra parte, González Mazo ha pedido al Ejecutivo autonómico en relación con el modelo de financiación de las universidades andaluzas, “desbloquear el colapso en las validaciones de las justificaciones de proyectos de hace más de una década y, como consecuencia, que no se puedan ejecutar los fondos para investigación contemplados en el modelo” En consecuencia, ha solicitado al consejero de Economía y Conocimiento, presente en el acto, “que se articulen los procedimientos necesarios para desbloquear esta situación” y, al mismo tiempo, ha reclamado que, antes de debatir un nuevo modelo de financiación, “se cierre el anterior y se liquide la deuda pendiente”, que ascendía, para el conjunto de universidades andaluzas, a casi de 400 millones de euros al término del año pasado. El avance, en estas circunstancias, pese al esfuerzo de las comunidades universitarias, es difícil ya que, como ha detallado el rector de la UCA “la inversión en educación en España es inferior al promedio de la OCDE en todos los niveles educativos”, por lo que, ha concluido, “las universidades no pueden hacer más porque no reciben más recursos”.

De esta manera, el máximo representante de la UCA a lo largo de su intervención ha relatado cuáles son los retos actuales y próximos que se llevarán a cabo en materias docente, de infraestructuras, para el alumnado, de investigación y transferencia y de responsabilidad social, entre otras. En este capítulo, ha reconocido el trabajo y el esfuerzo desarrollado por todos los investigadores, fruto de ello la Universidad de Cádiz contará con más de 5,8 millones de euros del Programa Estatal de Fomento de la Investigación Científica y Técnica de Excelencia del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), correspondiente a la convocatoria 2015, y los 23 proyectos concedidos a la UCA dentro del Plan Estatal de Investigación en sus convocatorias  de Retos y de Excelencia por un valor de millón y medio de euros.

Un conocimiento que se debe transferir a la sociedad. Una apuesta firme de la UCA, ha destacado González Mazo, que lleva a cabo a través de su presencia en todas las redes y clústeres de la provincia. “Estamos presentes –ha recordado- en los clústeres Marítimo Naval y Aeronáutico y, junto con Airbus y Navantia, en el Centro de Fabricación Avanzada, como tuvimos oportunidad de firmar hace dos semanas. Hemos liderado la plataforma por la Economía Azul, germen y desarrollador de oportunidades de innovación en el ámbito de lo marino marítimo, incorporadas a la RIS3 de Andalucía. Tareas que se extienden a la formación de nuestro alumnado y de nuestros investigadores mediante el desarrollo de tesis doctorales industriales. Y también, en el ámbito internacional, incorporándonos en consorcios internacionales y en partenariados públicos privados del Horizonte 2020”.

Además, González Mazo ha querido dar la bienvenida a Prudencio Escamilla, presidente del Centro de Airbus Military en la Bahía de Cádiz, como nuevo presidente del Consejo Social de la UCA, al tiempo que desearle “toda clase de éxitos en este nuevo reto al frente del órgano que trabaja por una universidad social”, aprovechando, también, la oportunidad para “dar las gracias y mostrar el reconocimiento público” a la anterior presidenta, Ana Alonso, “por su dedicación y esfuerzo durante los años en los que ha desempeñado dicha responsabilidad”.

Datos UCA 2016/2017

La Universidad de Cádiz superará los 22.000 alumnos para el curso 2016/2017 en 44 títulos de grado, 19 dobles grados, 50 másteres oficiales y 17 programas de doctorado, de los que 5.000 son de nuevo ingreso.

En este año académico, se incrementará la oferta académica cuatro nuevos dobles grados: (Derecho + Criminología y Seguridad, Ingeniería Mecánica + Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto, Ingeniería Mecánica + Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Eléctrica + Ingeniería Industrial) y cinco nuevos posgrados oficiales:Fisioterapia Neurológica (Facultad de Enfermería y Fisioterapia), Investigación Enfermera y Práctica Profesional Avanzada (Facultad de Enfermería y Fisioterapia), Arqueología Naval y Subacuática (Escuela Internacional de Doctorado en Estudios del Mar –EIDEMAR-), Ingeniería Naval y Oceánica (Escuela de Ingeniería Naval y Oceánica) y Transporte Marítimo (Escuela de Ingenierías Marina, Náutica y Radioelectrónica). Asimismo, se avanzará en la creación del Instituto de Biomedicina y se consolidará los cinco institutos universitarios de investigación con los que cuenta la UCA, dos de ellos aprobados en por el Ejecutivo andaluz en junio: el Instituto Universitario de Investigaciones Marinas (INMAR), vinculado al CEI·MAR y ubicado en el Centro Andaluz de Ciencia y Tecnologías Marinas (CACITMAR) del Campus de Puerto Real, y el Instituto Universitario de Desarrollo Social y Sostenible (INDESS) en el Campus de Jerez.

En materia de innovación y empleabilidad, la UCA ha lanzado el programa de tesis doctorales industriales con empresas de referencia y de fuerte innovación tecnológica (Bionaturis, FCC Aqualia, Dreams Factory Advertising, Acerinox Europa y Clariant) para que las investigaciones que hagan los doctorandos sintonicen con sus líneas de investigación.

FUENTE: UCA

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD