Historia de Puerto Real: “Iglesia Prioral de San Sebastián. El políptico de 1996 (I)”


Fachada lateral de San Sebastián
Fachada lateral de San Sebastián

Hace ahora 25 años, nada menos, se publicaría un folleto políptico divulgativo sobre la parroquia de San Sebastián, que sería editado por el Ayuntamiento de Puerto Real con textos de quien suscribe y J.M. Alcedo, con fotografías de P. Lima y con diseño de M. Alburquerque; sería tirado por Ingrasa, en 1996, participando en la edición de dicho trabajo EPRESA y Unicaja.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Dicho folleto divulgativo lleva por título “Iglesia Prioral de San Sebastián. Cuatro siglos de Privilegio Real” y se publicaría con motivo del cincuenta aniversario de la reapertura del templo portorrealeño, en 1946, tras los avatares de la Guerra Civil española.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El trabajo cuenta con cinco apartados; a una introducción histórica general le siguen cuatro apartados específicos dedicados a “Arquitectura”, “Escultura”, “Orfebrería” y “Pintura”, que se presentan acompañados por fotografías de algunas de las obras de arte más significativas de la Prioral de Puerto Real.

El tiempo nos llevaría a dedicar otros trabajos a la iglesia de San Sebastián, incluida la única monografía publicada sobre dicho monumento (de la que somos autores el autor de estos párrafos y M.J. Izco), avanzando en nuestras conclusiones y presentando nuevos datos que han permitido afinar, por ejemplo, las cuestiones relativas a la cronología del templo; de este modo, hoy sabemos (a falta de que la arqueología haga su parte del trabajo en esta cuestión) que el templo estaba ya activo aún antes de lo que pensábamos cuando en 1996 escribimos el trabajo cuyos contenidos comenzamos a presentar en los párrafos de hoy, este folleto divulgativo sobre la Prioral; así, ya en la década de los años 30 del siglo XVI la iglesia estaba desarrollando, por ejemplo, sus funciones funerarias.

Ala de la Prioral de los Siglos XVIII y XIX. / Foto: Manuel J. Parodi

Hemos querido traer de nuevo a la vista de los lectores cuando se cumple un cuarto de siglo de su redacción original estos contenidos sobre la historia del que es uno de nuestros monumentos más emblemáticos, acaso el que más, en la Villa de Puerto Real, presentándolos tal cual fueron redactados en su día y sin ampliar o modificar los mismos en virtud de nuestras ulteriores investigaciones.

A continuación, y de este modo, presentamos el apartado introductorio de aquel trabajo, el dedicado a los aspectos históricos generales sobre el templo, que lleva por título “1946-1996. Iglesia Prioral de San Sebastián. Cincuentenario de reapertura”.

Hace más de cuatrocientos años que fue consagrada la Iglesia Mayor Prioral de San Sebastián Mártir de Puerto Real, concretamente en 1592 según reza la columna fundacional que se encuentra en el atrio del templo, junto a la Puerta de las Novias, siendo obispo de Cádiz D. Antonio Zapata. Sobre la fecha del inicio de las obras no se tiene certeza ni constancia documentada, pero se sabe que en 1547 el templo se hallaba en construcción, como lo atestigua la controversia que existiera entre el cabildo de la catedral hispalense y el Ayuntamiento de la Villa con motivo de la extracción de piedra de las canteras de Puerto Real, y el destino de dicha piedra, necesaria tanto para la Capilla Real de la catedral sevillana como para las obras de edificación de la iglesia parroquial portorrealeña. En 1579, por mandato del obispo de Cádiz D. García de Haro, se hizo un retablo para la iglesia mayor de Puerto Real, encargándose de pintar, dorar y estofar dicho retablo M. Vallés y P. Ramón. Además consta que Antonio Laínez, orfebre probablemente cordobés y afincado en Cádiz, contrató en 1580 un incensario para la iglesia de Puerto Real, lo cual indicaría que este templo se encontraba abierto al culto antes de la fecha de 1592.

La configuración original del edificio difiere notablemente de lo que podemos apreciar hoy día. En los ss. XVI-XVII, el número de capillas era sensiblemente menor que el actual; entre los elementos que sí existían cabe destacar la torra así como las capillas de Ntra. Señora de los Remedios, actual de Lourdes, Bautismal y del Rosario, junto a la Capilla Mayor. Posiblemente las naves de la iglesia con anterioridad a los ss. XVII-XVIII poseyeran una cubierta de aljarfe -artesonado de madera- tan típica en otras iglesias de este estilo y época, cubierta que sería reformada posteriormente de acuerdo con los modos estéticos propios del Barroco. A lo largo del s. XVIII se comienza a levantar varias capillas que, sin alterar la planta original de salón del templo, enriquecen su estructura. Son éstas las actuales de Ntro. Padre Jesús Nazareno, la Sacramental y la Penitencial; en 1782 se da comienzo a las obras de la capilla Sacramental, las cuales junto a las de la Penitencial, terminarían en 1844; por estas últimas fechas también tendría lugar la reestructuración de la capilla del Rosario –capilla que se vería transformada en antesala de la Sacramental- y de la Puerta de la Epístola, puerta que perdería su primitivo estilo gótico en beneficio de las líneas de corte clásico que muestra actualmente.

En la noche del tres de marzo de 1754 buena parte del templo y el Retablo Mayor quedaron destruidos por un incendio, cuyos efectos serían mitigados por la prosperidad que en esos momentos conocía la Villa y que hizo posible la total renovación de la iglesia con la construcción de las capillas anteriormente citadas y el enriquecimiento artístico del templo.

El siglo XVIII vería la confirmación del privilegio y título de Iglesia Prioral para San Sebastián de Puerto Real, título instaurado por los Reyes Católicos desde la misma fundación de la Villa, y sólo compartido por las catedrales de Granada y Las Palmas de Gran Canaria. En 1786, el obispo de Cádiz, D. José Escalzo y Miguel, fundó un solo curato propio y perpetuo para la iglesia de S. Sebastián, extinguiendo las disposiciones que la regían con anterioridad. El cabildo local solicitó al obispo que le fuera respetado el título de Prioral a la parroquia portorrealeña, conviniendo en aceptar el resto de las disposiciones, a lo cual accedió el sucesor de D. José Escalzo en la sede gaditana, D. Antonio de la Plaza en 1798, siéndole así ratificado el título de Prioral por documento que se conserva en el Archivo Municipal de Puerto Rea. En este año de 1798, el clero de la Prioral de S. Sebastián se componía de un vicario, un beneficiado, cuatro tenientes curas, once capellanes “in sacris”, cuatro capellanes a título patrimonial y tres clérigos de menores órdenes que además serían a las necesidades de dos iglesias y cuatro ermitas. Como servidores del templo se contaban cuatro sacristanes, un sochantre, un campanero y cuatro acólitos o monaguillos. Las Hermandades y Cofradías que tenían su sede en la iglesia eran las del Santísimo Sacramento, Ánimas Benditas, Ntra. Sra. Del Rosario, Ntra. Sra. del Carmen, Orden Tercera de Ntra. Sra. de los Dolores y la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús.

El s. XIX contempló la culminación de las obras iniciadas en varias capillas en el siglo anterior, así como la reforma de la puerta de la Epístola. Por lo demás, será ésta una época de estabilidad para la iglesia, estabilidad que se vería truncada en el mes de julio de 1936 en el marco de los disturbios que dieron paso a la Guerra Civil. La mayor parte de los tesoros artísticos de esta iglesia, a excepción de contadas obras de arte, fueron pasto de las llamas o del saqueo. Posteriormente, Germán de Falla -hermano del inmortal compositor Manuel- devolvería al templo una parte de su original pureza tras una laboriosa restauración -en la que, entre otras actuaciones, se levantarían los actuales retablos de piedra- a resultas de la cual la Iglesia Mayor Prioral de San Sebastián fue reabierta al culto el 27 de octubre de 1946 siendo obispo diocesano D. Tomás Gutiérrez Díez.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous 'Gastrobar Sacrana' y 'Bar El Calvo' obtienen los primeros premios de 'EnsalaVilla 2021'
Next Presentada en la UGC Salud Mental del Hospital la guía de práctica clínica "Valoración y cuidados de los adultos en riesgo de ideación y comportamiento suicida"

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.