El Presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, ha afirmado durante la visita oficial del rey Felipe VI a Arabia Saudí, que el contrato de las corbetas está firmado y a falta de la ratificación por el Gobierno saudí.

El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, afirmó hoy que la visita oficial del rey Felipe VI a Arabia Saudí ha sido “clave” para que pueda ser ratificado el contrato de venta de cinco corbetas al Ejército saudí por valor de unos 2.000 millones de euros.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Revuelta se desplazó a Arabia Saudí este fin de semana con motivo del viaje de don Felipe para tratar de avanzar en la operación que permitiría garantizar la carga de trabajo a medio plazo en los astilleros de San Fernando (Cádiz) y El Ferrol (A Coruña).

“La visita de su majestad ha sido clave”, aseguró Revuelta a los medios durante el foro en el que han participado unas 60 empresas españolas y saudíes en la Cámara de Comercio de Riad.

El presidente de la empresa pública no quiso dar más detalles de en qué situación se encuentra la operación de la venta de las corbetas, que incluye también la construcción de una base naval donde atracarán.

El contrato está ya firmado, pero está pendiente de la ratificación del Gobierno saudí para que se haga efectivo.

A la espera de este trámite final, Navantia lleva ya meses trabajando en la preparación del proyecto para agilizarlo lo máximo posible una vez que se refrende.

El contrato es uno de los más importantes que la empresa de construcción naval ha entablado durante sus algo más de diez años de historia.

Entre las operaciones más destacadas de los últimos años, destacan la fabricación de patrulleras para Venezuela, de cinco fragatas para Noruega y de dos megabuques para Australia.

Navantia cree que la operación de Arabia Saudí podría ser beneficiosa también para poder intentar nuevos contratos en otros países del Golfo Pérsico.

Amnistía Internacional y otras ONG ha expresado su rechazo a esta operación comercial al denunciar que Arabia Saudí es un país que vulnera sistemáticamente los derechos humanos y que los barcos podrían utilizarse en la guerra en Yemen.

FUENTE: EFE

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD