El Consejo de Hermandades entrega el Galardón Ángel Carlier a Manuel Miranda Lacalle


La entrega tuvo lugar en la Parroquia de San Benito abad, durante el transcurso de la Eucaristía.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El Consejo Local de Hermandades y Cofradías celebró en la tarde noche del viernes el encuentro que con motivo de la Festividad de la Inmaculada Concepción congrega a los cofrades de la Villa, en torno a la que es Patrona del Consejo Local.

En esta edición la celebración eucarística, que estuvo presidida por el Padre Diego Ramírez, Director Espiritual del Consejo, tuvo lugar en la Parroquia de San Benito abad, sede canónica de la Hermandad de la Vera Cruz, ante un importante grupo de cofrades de la localidad y un nutrido grupo de hermanos de la corporación crucera.

El Padre Diego exhortó a los cofrades a seguir el modelo de María, que se entregó a la voluntad de Dios a pesar de las dudas, confiando en que el Señor nada malo le deparaba. En ese ejemplo de entrega y amor, debemos reflejarnos para tener una vida a imagen de Jesús, quien debe ser el eje referencial de nuestras vidas. Por ello Dios preserva a María de todo pecado desde el mismo momento de su concepción, sirviendo esto como muestra de que una vida en torno a Jesús no es un servicio en vano.

Finalizada la celebración de la Santa Misa tomó la palabra el secretario del Consejo para dar lectura al acta por el que se concede el Galardón Ángel Carlier al mérito cofrade, a Don Manuel Miranda Lacalle, cofrade la Vera Cruz.

Tras la lectura del curriculum del condecorado, en el que se reflejaban los méritos que hacen de Miranda Lacalle merecedor del mayor reconocmiento que se otorga en la localidad y tras una fuerte ovación de reconocimiento, la Presidenta del Consejo hizo entrega del galardón, así como de un artístico pergamino que recoge tal designación.

Acto seguido Manuel Miranda tomó la palabra para agradecer a la Junta Permanente del Consejo la concesión, haciendo extesivo ese agradecimiento al Conjunto de las Hermandades y Cofradías. Un gracias muy particular lanzó el homenajeado a la Hermandad de la Vera Cruz, de la que es hermano desde hace 40 años, perteneciendo a su Junta de Gobierno desde hace más de 35 años de manera ininterrumpida y ostentando en dos etapas el cargo de Hermano Mayor, por un periodo total de 12 años. Finalizó Miranda dedicando este reconocimiento a su madre, desaparecida hace pocas fechas y a quien el cofrade dedicó la más emocionante parte de su intervención.

Finalmente María del Carmen Linares, presidenta del Consejo hizo uso de la palabra para felicitar a Manolo Miranda, reconociéndole merecedor del galardón que acababa de recibir, instando a los cofrades a seguir ejemplos como este, de entrega a la Iglesia a través de las Hermandades y Cofradías. No quiso dejar pasar la ocasión Linares Martínez para felicitar las venideras fiestas navideñas a todos los presentes, con el deseo de que lo hicieran extensivo al conjunto de los hermanos de las diferentes corporaciones puertorrealeñas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous "Para que la herida cicatrice sin enquistarse"
Next Ya es Navidad en Puerto Real

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.