Tras una semana donde la polémica ha estado servida nuevamente entre Ayuntamiento de Puerto Real y Delegación de Educación en Cádiz -en lo que es un nuevo capítulo tras el del ya resuelto CEIP Reggio-, los afectados por la supresión de las paradas del bus escolar en el Barrio Jarana y El Marquesado buscaron soluciones a través de los grupos de la oposición, PA, PSOE e IU.

Maribel Peinado, Manuel Izco, Alfredo Fernández, Elena Amaya, Carlos Salguero y José Alfaro se citaron junto con las AMPAS del Arquitecto Leoz; IES Antonio Muro; Escuela Infantil Arco Iris y la presidenta de la FLAMPA, Aurora Salvador, para buscar una solución a esta problemática que afecta a un total de quince alumnos.

Cinco alumnos del IES Antonio Muro y diez del CEIP Arquitecto Leoz han visto como, de la noche a la mañana, y tras muchísimos años, la Policía Local, a instancias del Ayuntamiento de Puerto Real, emitía un comunicado donde catalogaba cinco paradas del tramo como “peligrosas”, provocando que la Delegación de Educación tuviera que clausurar las mismas.

Las familias afectadas contaron su versión tras conocer la problemática. En la misma, mostraron su indignación ante el trato dispensado por el Consistorio. Y es que, uno de los ejemplos más claros reside en una niña que tiene que recorrer 2,5 kilómetros diarios, en una carretera sin arcén, hasta la parada más próxima, teniendo que cruzar el ya famoso, por su lamentable estado, puente que se sitúa en El Marquesado.

Foco en el Consistorio

Tanto Elena Amaya (PSOE) como Maribel Peinado (PA) coincidieron que la carretera donde se encuentran las paradas es competencia de la Diputación de Cádiz, sin embargo, la instalación de paradas de autobús compete al propio Ayuntamiento de Puerto Real.

Asimismo, animaron al Consistorio a dirigirse a las instituciones pertinentes para solicitar ayudas para la instalación de dichas paradas.

Por su parte, José Alfaro (IU) recordó que el Concejal de Urbanismo planteó en su día la posibilidad de instaurar un sistema de taxis para la eliminación del transporte urbano en la zona. De no poder ser esta alternativa hasta la finalización del curso en algo más de un mes, sugirió la posibilidad de que la Policía Local acompañara al transporte escolar para advertir a los usuarios de la vía de la presencia del mismo.

Los ediles, tras contestar a varias preguntas de las familias afectadas, se comprometieron a pedir un Pleno Extraordinario y Urgente del Ayuntamiento de Puerto Real para poder analizar y resolver la situación lo antes posible.

Asimismo, las familias afectadas y miembros del AMPA del Arquitecto Leoz intentarán este viernes reunirse con Antonio Romero, Alcalde de Puerto Real, y Tomás Sánchez, Concejal de Educación, para dar posibles soluciones al tema.