La Universidad de Cádiz ha presentado en rueda de prensa en el Rectorado el proyecto de conexión de la Escuela Superior de Ingeniería con la estación de trenes de Las Aletas en Puerto Real.

El rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, en compañía del vicerrector de Infraestructuras y Patrimonio, José María Mariscal, y el director General de Técnicas Gades S.L., Juan Manuel Gargallo, ha presidido la mesa. El acto ha contado también con la presencia de autoridades locales, académicas y de profesorado y alumnado de la comunidad universitaria como la vicepresidenta de la Diputación de Cádiz, Maribel Peinado, el concejal delegado del Ayuntamiento de Puerto Real, Tomás Sánchez Vivo, la vicerrectora de Alumnado de la UCA, Concha Valero, y el director de la ESI, Juan José Domínguez, entre otros.

El ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y director técnico de la empresa responsable de la redacción del proyecto básico y de ejecución, estudio de seguridad y salud y topográfico para la construcción de pasarela, Técnicas Gades S.L., Ignacio Gargallo, ha detallado los principales pasos que se han seguido en su confección y aprobación.

Un ambicioso y complejo proyecto, con la implicación junto a la UCA de seis organismos públicos diferentes, cuyo objetivo principal es dotar de “un acceso fácil y, sobre todo, seguro para los usuarios”, ya que esa conexión atraviesa la autovía del Ministerio de Fomento CA-32 y la mejor solución –según los expertos – es a través de una pasarela peatonal y para ciclistas y su continuación posterior, por un  camino a través de la zona del Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Una vez atravesada la autovía y carreteras aledañas, se accederá a la ESI a través del sendero peatonal que discurre por el interior del parque. Su diseño ha tenido como prioridades la seguridad y el cumplimiento de la normativa de los organismos afectados, los criterios de protección ambiental y de accesibilidad, el menor impacto visual, en el plano estético teniendo en cuenta los condicionantes económicos.

La distancia global que existe entre el apeadero y la ESI es de unos 800 metros y la infraestructura, tal y como ha concretado Ignacio Gargallo, tendrá una longitud de 246 metros, más los 450 metros que se extenderán por el camino del Parque. El sendero peatonal tendrá unas balizas luminosas y se habilitará una nueva puerta al lado norte del edificio de la Escuela para facilitar la entrada al usuario.

En primer lugar, el rector de la Universidad de Cádiz ha expresado un agradecimiento colectivo tanto a la comunidad universitaria, a la ESI, equipo de Gobierno, profesorado y alumnado, como a las instituciones participantes, el Ministerio de Fomento/Demarcación de Carreteras, el Ayuntamiento de Puerto Real, el Parque Natural Bahía de Cádiz, los consorcios de Las Aletas y Bahía de Cádiz y ADIF-Gestión de Estaciones. En este sentido, González Mazo ha recordado que la UCA “debe velar por la seguridad de su comunidad universitaria, de todas las personas que acceden y participan de la actividad de sus centros y campus. Una seguridad que, como he anticipado comprende, además de los recintos universitarios  también los accesos, para lo cual el entendimiento, el compromiso y la colaboración entre instituciones son fundamentales”. En especial, ha reconocido a la comunidad universitaria de la Escuela Superior de Ingeniería “por su responsabilidad y por la determinación y el civismo con que, en todo momento, ha planteado esta reivindicación”.

Asimismo, ha hecho un llamamiento de precaución a la población universitaria que tiene que realizar este itinerario tal y como está ahora, donde hay que recorrer “un tramo de carretera estrecha y sin arcén”, para que por favor no circulen por espacios que no estén correctamente adaptados, mientras que no se soluciona este nuevo acceso; que representa una gran “oportunidad” para todos, no solo para los universitarios sino también para la ciudadanía que “quiera utilizarlo para entrar al Parque Natural”.

Este proyecto, ha continuado, se enmarca en el futuro Plan de Movilidad Sostenible de la Universidad de Cádiz, cuya declaración institucional fue aprobada por el Consejo de Gobierno de la UCA el pasado mes de diciembre y “cuyo Plan Director comenzará a elaborarse en las próximas semanas con la colaboración de la comunidad universitaria y los grupos de interés externos y la coordinación de los vicerrectorados de Infraestructuras y Patrimonio, Responsabilidad Social y Servicios Universitarios y la Delegación del Rector para el Desarrollo Estratégico”.

La pasarela tiene una partida incluida en los Presupuestos de la Universidad,  dotada con más de 600.000 euros, según ha puntualizado el rector. Tras la concesión de la licencia de obra por parte del Ayuntamiento de Puerto Real, lo próximo será la licitación de obras con un plazo de ejecución que se desarrollará como mínimo en seis meses. No obstante, el rector ha advertido que “al estar situado en un espacio de protección ambiental especial, se deben respetar los tiempos de nidificación que suelen ser entre el 15 de abril y 31 de julio”. Por tanto, habrá que tenerlo en cuenta para no perjudicar el ecosistema natural del entorno.

FUENTE: UCA