El Grupo Municipal Sí Se Puede Puerto Real ha querido “felicitar al proyecto y a su integrante Antonio Romero por la noticia de que el juzgado ha vuelto a pronunciarse en contra del Partido Andalucista en el caso del aplazamiento de desahucio de la Casa Club del Campo de Golf”.

Según la nota de prensa enviada por la formación violeta, “la jueza no ha tenido dudas en reiterar que no hay indicio alguno de delito en dejar que la empresa –después de 10 años- hiciera el desalojo tres meses después, una decisión que además estaba avalada técnica y jurídicamente, y además aprobada por el Pleno del Ayuntamiento”.

“El objetivo del PA está claro: su causa con el asunto de los aceites usados no va demasiado bien y quieren que parezca que nosotros somos iguales que ellos. En su habitual práctica de manipular a la opinión pública para su beneficio, creen que la ciudadanía no distingue entre unos y otros; pero no hay nada más despótico y vejatorio que impedir que las personas piensen por sí mismas”, añaden.

“Por eso en esto el PA se equivoca, y además de forma insistente: ha apelado a la Audiencia Provincial, a ver si suena la flauta y, por casualidad, este asunto les reporta algún titular jugoso. ¿No sería mejor intentarlo por la vía política? ¿No sería más beneficioso para la ciudadanía que presentaran propuestas y que ayudaran al desarrollo de Puerto Real que con tanto esfuerzo estamos intentando?”, sugieren a la formación liderada por Maribel Peinado.

Puerto Real reclama responsabilidad

Desde la formación que ocupa el Gobierno con EQUO en Puerot Real lamentan que “se utilicen los órganos judiciales como sustitutos de la capacidad de diálogo y empatía que requiere la política. Ese mezquino uso de los tribunales son parte de la causa de que la ciudadanía de a pie no cuente con una justicia ágil cuando realmente la necesita. Así que ni hacen política, ni dejan hacer justicia”.

“Por eso pensamos que el tiempo del PA ya ha terminado, y son éstos los últimos estertores de su estilo afectado, de mostrarnos el gobierno local como un trono y no como lo que es, un lugar desde donde trabajar y servir; de vender el cumplimiento de la responsabilidad como una dádiva y, en resumen, del denigrante manoseo de la dignidad de puertorrealeños y puertorrealeñas al que nos sometieron”, prosiguen..

“Puerto Real ya no es ése. Puerto Real es ahora un pueblo que reclama de sus políticos responsabilidad, honestidad y trabajo. Y eso intentamos, con el apoyo de los vecinos y vecinas”, finalizan.

FUENTE: Podemos Puerto Real