El Grupo Parlamentario de Ciudadanos ha presentado una proposición no de ley para promover la negociación de un convenio colectivo único para la empresa Navantia, que incluya a la totalidad de la plantilla, especialmente al colectivo de técnicos superiores. Esta proposición, impulsada por el diputado nacional por la provincia de Cádiz, Javier Cano, se debatirá en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad.

Cabe recordar que desde 1947 el Estado tomó el control de los arsenales militares, formalizados en la Empresa Nacional Bazán, con el propósito de aplicar tecnologías extranjeras en la construcción naval militar. Desde ese momento, ha ido evolucionando hacia la creación de proyectos navales propios debido a la alta cualificación y especialización de su plantilla.

Especial relevancia tiene la creación de la Unidad de Sistemas FABA, a partir de finales de los años 80, para la gestión y desarrollo de la tecnología militar a bordo de los buques. La irrupción de FABA supone un cambio en la estructura de la plantilla, con la contratación de licenciados, ingenieros conocidos como técnicos superiores dentro de la empresa, que hasta entonces eran un número reducido, pero que comenzaban a ganar peso en la empresa.

En julio de 2000, AESA se fusiona con la Empresa Nacional Bazán, dando lugar a IZAR.

El diputado ha explicado que “de este proceso de fusión surge una heterogénea plantilla con diferentes condiciones laborales que debían confluir en un convenio único que homogeneizase dichas condiciones”. La realidad es que, como ha apuntado Cano, “por  un lado nos encontramos al personal laboral de AESA, con un convenio colectivo para la totalidad de la plantilla proveniente de los astilleros civiles y, por otro lado, el personal procedente de la Empresa Nacional Bazán, dividido en personal sujeto a convenio colectivo y en personal excluido del mismo, que son los Técnicos Superiores”.

Los mercados de nuevas tecnologías en los que se desenvuelve Navantia, donde la innovación y la continua formación suponen una necesidad constante, implican la urgencia de una adecuada gestión de los recursos humanos, muy especialmente en aquellos empleados que ostentan el conocimiento y la responsabilidad.

Desde el año 2001, se abrió una mesa de negociación que no ha sido capaz de conseguir esta unificación de las condiciones laborales

Esta compleja diferenciación de condiciones laborales ha provocado, según ha apuntado el diputado gaditano “ el enrarecimiento del ambiente laboral hasta el punto de crear una conflictividad indeseada, especialmente en el colectivo de técnicos superiores no sujetos a convenio colectivo, que está afectando la buena marcha de la compañía”

Es por ello que el grupo parlamentario de Ciudadanos ha presentado una proposición no de ley pidiendo, en primer lugar, impulsar el plan estratégico de la compañía Navantia, que contemple y defina las actividades, tanto en la construcción naval como en los mercados donde ya orienta su diversificación, que definan los recursos que para ello se necesitan y un plan de inversiones en I+D+i .

También se solicita adoptar las medidas necesarias para la apertura, con carácter de urgencia, de la negociación de un convenio colectivo único para toda la compañía, que incluya a todos los empleados de la empresa pública Navantia y especialmente al colectivo de técnicos superiores no recogidos en ninguno de los actuales convenios colectivos.

Por último, Ciudadanos también ha pedido al Gobierno de la nación garantizar una gestión ejemplar de Navantia, que promueva el talento con el desarrollo de una política de recursos humanos basada en los principios de transparencia, igualdad, mérito y capacidad.

FUENTE: Ciudadanos Puerto Real