Domingo Tabasco nos vuelve a escribir un artículo para nuestra sección de “Tu Opinión”. Si queréis hacer como el, podéis escribirnos, con vuestros datos, a redaccion@puertorealhoy.es.

Si usted tiene la costumbre de leer la prensa local y ver los videos de los Plenos municipales en la web de Tele Puerto Real, seguramente haya sacado sus conclusiones sobre la política municipal.

Parece que lo normal es que los partidos de la oposición siempre hablen mal del equipo de gobierno. Y siempre con la misma coletilla al final: “que lo hacen mirando por los intereses del pueblo”. Naturalmente resulta difícil creer tales opiniones. Primero, porque es imposible que un partido, sea el que sea, todo lo haga mal. Algo hará bien ¿no? Y, además, tampoco es creíble que los políticos de la oposición nunca actúen con intereses partidistas.

Por ejemplo: Llama la atención las constantes apariciones del portavoz andalucista, Sr. Plaza, acompañado por turno de algún miembro de su grupo. Previamente buscan cualquier desperfecto en las calles para hacerse la foto, o buscan la complicidad  de algún colectivo del pueblo, para montar, a continuación, su nota de prensa y hacer todo un relato denigrante contra el gobierno municipal. Y así, semana tras semana, y siempre con cara y tono de amargura. Dicen que es la manera de crear una opinión general en la población de ‘que nunca estuvo nuestro pueblo tan mal, que existe un desgobierno en el municipio, que este equipo de gobierno es incapaz de gobernar…”. Y así ir preparando la cama para las próximas elecciones.

¿Esto es lo que llaman juego político’? Mucho cuidado, porque quien entra en ese sucio juego  siempre será enemigo de alguien, deberá posicionarse sistemáticamente con unos y en contra de los otros.

Lo que pasa es que los pueblos no están para juegos y la situación es la que es, por mucho que unos u otros quieran manipular la realidad.

¿Es verdad que cuando llegó este gobierno había una deuda de 140 millones de euros?

¿Es verdad que el gobierno del PA dejó firmado un Plan de Ajuste con el Ministerio de Hacienda, que entraba en vigor en enero 2016, con recortes para este pueblo hasta el año 2032?

¿Es verdad que estamos obligados a cumplir recortes como estos: Ya no se pueden contratar nuevos trabajadores para el Ayuntamiento; ya no se podrán mantener los servicios que no se autofinancien; ya no se puede disponer libremente de los ingresos, porque Hacienda impone un orden de gastos: primero pagar la deuda con los bancos, segundo los intereses de la deuda, tercero las nóminas y Seguridad Social, cuarto el pago de sentencias por las deudas con los acreedores y quinto el pago de los servicios básicos municipales (basura, alumbrado,…)? Por lo visto, el dinero apenas alcanza hasta el cuarto punto. Por  cierto, en esta legislatura ya se ha  pagado 1.744.636 euros en concepto de sentencias firmes por demandas al Ayuntamiento entre 2011 y 2014.

¿Está mal recordar estas cosas o, al contrario,  todas estas limitaciones impuestas DEBERÍAN SER CONOCIDAS POR TODO EL PUEBLO Y CON TODO DETALLE?

 Y la realidad dice también otras cosas:

Dice que, a pesar de las limitaciones económicas, el pueblo sigue funcionando: los colegios, los centros de salud, los medios de transporte, los centros de mayores, la recogida de basuras, los servicios de agua y luz, la seguridad ciudadana, las actividades culturales, las celebraciones de Semana Santa, la feria, los carnavales, la Navidad…

– Dice que el Ayuntamiento ha tenido que apretarse el cinturón, empezando por rebajar el sueldo del alcalde y concejales, reduciendo celebraciones e invitaciones, negociando bajadas de intereses, modificando el sistema de alumbrado, fusionando empresas municipales…

– Dice que también están sucediendo otras cosas positivas en Puerto Real. Si no se quiere dar méritos al equipo de gobierno, digamos que sucedieron POR CASUALIDAD.

Sigue bajando el paro en el pueblo. Se expulsó a la empresa Redelsur, instalada sin permiso en terrenos de Delphi y de altísimo riesgo por sus 5.000 toneladas de residuos tóxicos. Se ha incrementado la seguridad de acceso a los colegios y buscado soluciones al problema del amianto, aunque llevaba años sin mencionarse. Entrada de más trabajo en Navantia. Se anuncia instalación de nuevas empresas en el Bajo de la Cabezuela, en los terrenos de Delphi y dentro del municipio. Se anuncian inicios de proyectos del ferrocarril en Bajo de la Cabezuela, del nuevo colegio en Casines,  de viviendas tuteladas para mayores y reformas del mercado municipal. Se abrió el Centro de Interpretación en San José, se reactivó el Teatro Municipal, hay una oferta de de 180 puestos de trabajo, se crearon nuevos cauces de participación municipales (asambleas de zona, rendición de cuentas del gobierno municipal, consulta de proyectos con los colectivos interesados…). Se ofrecen diversos talleres formativos para niños, jóvenes y mujeres. Asfaltado de calles, ampliación de aceras y mejoras de accesos para peatones, etc. etc.

Y OTRAS MUCHAS COSAS POSITIVAS que suceden en nuestro municipio. ¿Hay que decir que suceden por mera coincidencia y ‘POR CASUALIDAD’?. Lo cierto es que suceden, a pesar de los mensajes negativos y llenos de amargura de algunos concejales de la oposición.

No me importa repetir que no tengo cargo público, ni ejerzo militancia en ningún partido. Simplemente soy un ciudadano jubilado que desea compartir respetuosamente impresiones con sus paisanos.