Domingo Tabasco nos vuelve a escribir un artículo para nuestra sección de “Tu Opinión”. Si queréis hacer como el, podéis escribirnos, con vuestros datos, a redaccion@puertorealhoy.es.

Al comienzo de cada año suelen ser frecuentes los resúmenes del año que termina. Balances y previsiones que ofrecen los medios, los partidos políticos y otros organismos públicos y privados.

Comentando con el tío Antonio, él decía que “está muy bien eso de los balances; y, por supuesto, todos presumen de objetividad, pero bien sabemos cuán subjetivas y peculiares son las distintas apreciaciones que hacemos cada cual”.

– Tío Antonio, también en Puerto Real han hecho balances los medios y todos los partidos políticos, aún aquellos que no están en ‘activo’.

– Claro que sí. Unos balances, en mi opinión, tan vulgares y parciales como siempre: Las medallas para sí mismos, los fracasos para los otros.

Cuando alguien me pregunta qué tal se vive en Puerto Real, siempre contesto lo mismo: Por favor, no se lo pregunte a miembros de partidos políticos, estén en el gobierno o en la oposición, da igual. Mejor se da paseos por las calles, conversa con la gente, escucha lo que dicen en los bares, y, poco a poco, se irá haciendo una idea más o menos concreta de cómo se vive por aquí.  

– Por lo que se ve, usted tiene poca fe en los representantes políticos…

– ¿En los representantes…? Ese es un lenguaje de campañas electorales. Si lees esos balances anuales, o los comentarios de los partidos en la prensa y las actas de los Plenos municipales de hace ocho, seis, cuatro, dos años, verás que siempre se repite lo mismo, siempre la misma rutina, las mismas peleas politiqueras, las mismas quejas, los mismos juegos de intereses, los mismos insultos, las mismas chorradas,….Me recuerdan al poema de León Felipe:

¿Quién lee diez siglos en la Historia y no la cierra    
al ver las mismas cosas siempre con distinta fecha?
Los mismos hombres, las mismas guerras,
 los mismos tiranos, las mismas cadenas,
 los mismos farsantes, las mismas sectas
y los mismos poetas.       
¡Qué pena, que sea así todo siempre,
siempre de la misma manera!
 

Es un virus generalizado entre los políticos a nivel nacional, regional o local. Ellos se encierran en sus burbujas y en sus peleas partidistas, y la gente caminando por otro lado haciendo su vida.

– Exactamente eso le iba a preguntar: ¿Y la gente…?

– Pues eso, la gente hace su vida: se divierte en sus fiestas, afronta sus problemas familiares, le preocupan sus  dificultades económicas y laborales, se ocupa en sus labores diarias…

Esas son las preocupaciones de la gente: la economía doméstica, el trabajo,  la salud familiar, la atención médica, el colegio de sus hijos, el transporte para viajar, etc. La gente sabe que tiene que solucionar su vida con los medios a su alcance, pocos o muchos,  y no puede estar pendiente de las promesas y faroles de los políticos. La mayoría pasa de los políticos y sus chismes.

Otra cosa, naturalmente, es que la gente agradezca que el ayuntamiento cuide los servicios públicos, retire el peligroso amianto de techos de los colegios, mejore el tránsito por la ciudad, vigile la seguridad ciudadana, favorezca la creación de empleo,… Claro que sí lo agradece. Pero pocas cosas del pasado se echan de menos. Tal vez el mayor deseo de todo el pueblo es que se creen cuantos más puestos de trabajo mejor.

– Tal vez le critiquen por algunas de estas cosas que dice, tío Antonio.

– ¡Faltaba más! Allá cada cual con su punto de vista. Mira, ya a mi edad, ni pretendo vender nada a nadie, ni tampoco que me vendan… Me junto con la gente, intento vivir de  manera sencilla, colaboro en lo que puedo, y las demás  historias y rollos no me interesan para nada.

Acabada la conversación con el tío Antonio me animé a leer todos los balances recientemente publicados en nuestro municipio por Puerto Real HOY, el Partido Andalucista, Izquierda Unida, PSOE, Sí se Puede Puerto Real, el Partido Popular,…

Sin comentarios.